sábado, 9 de marzo de 2013

Día 93. 'El demonio en mí' alimentado por las reacciones de personas cercanas


Hoy m me dice que deje de subir mis blogs y que no haga videos públicos, le preocupa que me vean como 'rara' y que no me seleccionen en los trabajos.

De nuevo el miedo moviendo a la mente de la gente.

Es curioso en estas discusiones con m porque empieza a hablarme y sino que yo le responda, me habla y me habla y me habla de manera que se me va acercando más físicamente y llega a moverse muy cerca de mi con movimientos muy desconsiderados, son rápidos y me señalan, me empieza a decir cosas para que reaccione, y para que responda. Por ejemplo me dice: ese grupo tuyo solo dice pendejadas, Sunette es esquizofrénica y sólo repiten: 'me perdono, me perdono, me perdono'.
Empieza a juzgar y a despreciar, con sus palabras, lo que yo hago en desteni como lo que hace el grupo desteni.

Yo tengo reacciones ante esto de miedo de que se me empieza a acercar más y más y más cuando me habla y me surge el miedo de que me haga daño físico.
Así que me alejo, pero ella se sigue acercando.
Lo siguiente es que le digo que así no me hable porque no me quiere escuchar realmente, entonces ella continúa hablando aunque yo le haya dicho que no quiero hablar, y lo hace acercándose a mí.

Entonces, las reacciones más fuertes que he tenido respecto a esto han sido de: jalar la cortina del baño y tirarla abajo mientras gritaba desproporcionadamente.
Tirar el televisor al suelo y gritar.

Sale el 'demonio' que tengo en mí que es el de reacción a los juicios y lo que me 'digan que no haga', como en este caso: participar en desteni, subir videos y blogs a internet.
Ha sido horrible ver lo que los padres buscan transformar a sus hijos, aunque a su vez muy directo viéndolo en directo: En zombies aterrorizados por el sistema, con necesidad constante de sobrevivir y ser aceptados por los demás, 'demonizando' todo aquello que constituya una 'amenaza' a sus creencias y todo aquello que pueda mostrar la verdad y desenmascarar la mentira', aquello que cuestione 'el amor' en el mundo.
Seres con personalidades que no son lo mejor para sí ni para todos, donde nadie se pregunta por qué no podemos recordar nuestros primeros 7 años de vida, nadie se pregunta qué es un pensamiento ni cómo es creado...
Hemos aceptado un sistema roto y podrido que generación tras generación ha continuado, y ahora... llegó el momento de detener el juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis