sábado, 2 de marzo de 2013

Día 92. Error en el sistema que es mi mente


Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma temer perder a m por miedo de que muera y miedo de quedarme sola, y temer eso por imaginarlo en mi mente como un miedo a que por su mente aferrada a no participar en un cambio, se afecte y muera, en lugar de ver de qué manera estoy aceptando este miedo a que me pase esto a mí, el morir por no cambiar.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma querer demostrarle a m que me ha hecho sufrir con su comportamiento hacia mi proceso y hacia desteni, donde por ella querer evitar que yo escriba y que revise mi vida y mi mente, y que participe en desteni, he visto que me ha influido en cuanto a que he participado mucho en la mente y que me he afectado física y de todas las maneras, porque he buscado formas de entender mis reacciones hacia m y no he escrito lo suficiente como para entender lo que he creado, con lo cual, he analizando mentalmente los sucesos creando así chat mental y consecuencias en cuanto a mi comportamiento, donde ahora veo que saco excusas para no moverme ni cambiar y que la sigo culpando, en vez de ver que soy responsible por cambiar y caminar mi proceso de corrección para ser un ser humano que valore la vida.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma no valorar la vida sino la mente y continuar con los patrones mentales con los que me comprometo a la mente cada vez que continuo con pensamiento o cualquier elemento mental, donde ‘caigo’ nuevamente en seguir ese sentimiento o pensamiento o elemento de la mente, y no estoy así efectuando activamente mi participación en el cambio.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma seguir con los patrones mentales con los que he formado todo aquello que no me beneficia y con lo cual sigo cayendo en la búsqueda de la experiencia solamente.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma caer en el llanto y en llorar cada vez que vuelvo a caer en la mente, en un pensamiento o sentimiento o emoción o elemento de la mente con lo que no me permito  continuar con lo que estoy haciendo.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma tener rencor con las personas que han tratado de mantenerme en la misma posición en la que he estado yo, en una de miedo y angustia.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma haber creado la personalidad de el enojo hacia mi y hacia los demás, donde genero tanto enojo y tanta energía que mi cuerpo se queda tenso y se me dificulta responder efectivamente.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma enojarme porque las cosas no sean como pienso que tienen que ser, sino como son, con lo cual pienso que no deberían ser así, que las cosas podrían haber sido diferentes, en vez de ver que el daño ya está hecho en el mundo y que tengo que corregirme desde aquí sin excusas y justificaciones para no cambiar porque es la malicia con la que las cosas no son como podrían ser.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma tirar la television al suelo y las sillas y el tendedero, pore star teniendo una conversación con m donde no me dirijo a mi misma porque me empieza a decir cosas de que no salgo a la calle y que no tengo amigos y que no hago nada y tomarlo con miedo por pensar que me está definiendo y que me sentiré identificada con eso y que sufriré.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma no vivir lo que sea lo mejor para mi y para la vida, al participar en reacciones instantaneas de lanzar la television al suelo, el tendedero y las sillas, gritando que romperé las cosas, por sentirme manipulada por m cuando me dice que yo soy de determinadas maneras con las que ella ha buscado manipularme para que no participe en desteni, donde el choque ha sido tal que he creado la personalidad de ‘tirar las cosas al suelo y romper las cosas’ por no respirar ni dirigirme a mi misma ni ver en sentido común que romer las cosas, dañarlas y tirarlas al suelo o pegarles, tiene consecuencias que luego no podré arreglar fácilmente ya que si lo físico se daña toca arreglarlo o está dañado para siempre.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma tomar como personal que me digan que no salgo y que no tengo amigos y que no manejo y que no hago más cosas, por ver que son cosas que tengo que ir haciendo y que al tomarlas como personal es porque las he tomado como un punto de manipulación a mi misma para ponerme emocional al haber participado en pensamientos de que las personas no querían estar conmigo por mi comportamiento, y que me quedaría sola, y haber temido eso y ampliado la personalidad de querer verme superior a los demás por participar en desteni, viendo que los otros no lo hacían, no viendo que al verme en superioridad en este putno estaba suprimiendo la inferioridad que creé de pensar que no sirvo para tener amigos por mi comportamiento, y en realidad no estaba participando corrigiendo ese comportamiento que veo que no me sirve sino que estaba tapándolo con conocimiento e información que no estaba viviendo.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma reaccionar con miedo de que m me diga las cosas que yo no hago, por temer que vuelva al punto de no querer que yo participe en desteni, y de decirme que no escriba ni haga perdón a mi misma, por haber creado miedo a eso desde repetidas veces que me lo ha dicho por reaccionar ante eso con angustia al ver que si participaba en desteni o escribía o hacía algo ella me oiría o vendría a decirme que no lo hiciera y trataba de evitarlo y una de las tácticas que usaba para distraerme era decirme que no hacía ejercicio ni salía con gente ni hacía cosas, sino estar en el ordenador con el grupo desteni escribiendo perdón a mi misma, y lo tomé con angustia por ver que me dejé llenar de reacciones y miedos ante sus palabras porque me vi incapaz de corregir aquellas reacciones, ya que participé en el juego del miedo donde entonces no escribía porque ella podría oírme y decirme esas cosas que yo estaba tomando como personal y con miedo, y no revise por qué las tomaba así, como el no salir o no hacer otras cosas, y en cambio generé puntos de miedo y angustia ante este evento donde quería revisarme pero no lo hacía, habiendo permitido así manipularme a mi misma con el miedo ante las palabras de los demás acerca de mí, sin ver que así la responsabilidad conmigo misma la estaba postponiendo en cada momento de no revisar las reacciones ni día a día revisar un punto, acumulando así reacciones y puntos en el tiempo, y creando la culpa hacia mi madre por pensar que es ella quien no me ha dejado caminar mi proceso, sin ver que yo he aceptado ser movida por el miedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis