domingo, 13 de enero de 2013

Día 84. Mulholland drive


Me perdono a mi misma por aceptar  permitirme a mi misma crear supresiones en la mente donde busco reprimir todo aquello que veo en mi y en el mundo que veo que no es aceptable.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma buscar suprimir todo aquello que no entiendo, en lugar de respirar y revisar qué es por medio de la escritura.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma experimentar angustia al ver películas por ver que tienen elementos para analizar, sin ver que todo es reflejo de mi y que entre más alimente las ideas con la mente, más me separo de la realidad fisica.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma experimentar angustia ante la mente humana y lo que uno puede hacer y hacerse con la mente, temiendo ver lo que realmente soy y lo que he creado.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma haber lastimado mi cuerpo al pensar que la película de Mulholland drive era muy interesante, y que tenia que analizarla en mi mente, en lugar de descansar y escribir lo que entendí de la peli.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma crear las supresiones de los deseos, por existir dentro de un sistema de consumismo donde se dice qué desear y qué comprar, que yo he hecho con mi mente.


Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma experimentar conflicto al haber visto en la peli de mulholland drive a la protagonista al principio de la peli siendo amable, amistosa, sonriente, y luego al final de la peli ver quien “realmente era” y lo que había hecho, y ver “dentro de su mente”, y experimentar miedo ante este personaje doble, o de doble cara con supresiones, sin ver que estoy reflejándome a mi misma, un miedo de ver que cambio de un momento a otro de personalidad.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma experimentar miedo de ver que cambio de personalidad de momento a momento.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma buscar ver los cuerpos de personas desnudas cuando salen en escenas en las películas, y experimentar curiosidad, a la vez que angustia y ansiedad por estar pensando que es innecesario mostrar desnudez en una película y escenas de sexo, con lo cual estoy reaccionando con curiosidad y morbosidad, y a su vez miedo, juicio y supresión.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma tener supresiones en mi mente de deseos hacia el cuerpo desnudo.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma temer las supresiones que tenga en mi mente, y temer cómo las encare.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma separarme del respiro.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma dar poder a la mente y a la sensación de suspenso que ligué a la película que acabo de ver donde me quedé pensando, que pasaría algo, con continuo suspense y trama, y continuar así, en lugar de ver que no estuve atenta mientras veía la película, y que ahora continuaba así, sin respirar.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma querer encontrar significados a la película, por medio de recordar las imágenes en mi mente, buscando entender mejor los significados y símbolos, sin ver que precisamente se hizo asi la película para dejar pensando al espectador, sin entender que el la mente busca entenderse a si misma y sacará todo tipo de significados e ideas relacionando unas con otras, creando historias y rutas de pensamientos, lo que ocurre con esto es que al no entender cómo se crea el pensamiento ni qué crea, es irresponsable.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma asustarme de mi misma al ver que en mi mente se reproducen escenas de la película que vi, donde en el Chat mental veo que busco encontrar significado de los símbolos y relacionar unos con otros para asi pensar que entendi la película, no quedando satisfecha y buscando entender más y más y más, abusando de mi misma y no poniendo atención a la realidad fisica.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma buscar sentido a este tipo de películas como mulholland drive, o santa sangre, o el aro, o cualquier película que no tenga una historia “clara” sino que toque entenderla interpretandola y reproduciéndola en mi mente una y otra vez para buscarle sentido, sin terminar de quedar contenta y satisfecha, en lugar de respirar y volver a la realidad física y práctica.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma manipularme a mi misma con los mismos recursos utilizados en las películas, como recursos estudiados psicológicamente como supresiones en la mente, miedos, etc. para luego quedarme pensando en estas escenas de las películas y relacionarlas a mi vida y temer que se vuelvan reales o se aparezcan estas imágenes en la realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis