sábado, 5 de enero de 2013

Día 82. Reloj, despertar, energía del adormecimiento




En momentos donde estoy metida en la cama, es que estoy disfrutando ese momento, en ciertas ocasiones. Pero lo cual causa que me quede dentro de la cama si suena el reloj, con las cobijas y luego vienen todo tipo de pensamientos, es como si empezara a moverse la mente, muchas veces he tenido la experiencia de tristeza, agobio, ansiedad, apenas despertarme, pero me quedo en la cama y aún sintiendo esa ansiedad y ese chat mental que sobre todo ha sido en ocasiones donde veo que he estado pensando que la he pasado muy mal, y que he sufrido mucho en mis relaciones últimamente que todo ha sido desviado, claro, y es muy fácil manipularse a uno mismo con el chat mental de ese tipo de que uno ha sufrido porque entre uno más lo piensa, más se experimenta igual.

El punto de volverme a la cama cuando suena el reloj, es algo de lo que queiro escribir en este post. Han sido repetidas las veces en que me vuelvo a la cama pero me duermo. Incluso hoy me había despertado antes de 5 minutos de que sonara. Como eso que ocurre a veces que uno tiene un despertador dentro de uno tal que cuando suena el reloj uno se despierta antes o a la misma hora que lo puso. Así que, eso es interesante implementarlo, tal vez llegue un día en que no tenga ni que usar reloj, o quizás ni siquiera que dormir! Lol.

Así que lo que suelo hacer es volver a la cama porque quiero desperezar mi cuerpo, dentro de la cama es decir prepararme para levantarme, para incorporar mi cuerpo al estado vertical pero primero estirándome en el estado horizontal para que no sea un choque para mi cuerpo levantarme repentinamente.

Bueno ahí empieza algo que es el chat mental, cuando me quedo en la cama más, empieza a andar y respiro, me estiro, pero... después de haberme estirado una vez solamente, me da sueño, recuesto mi cabeza en la almohada y experimento una energía que me pesa como que me genera sueño. Sobretodo en los ojos, se cierran, y si los abro, se cierran de nuevo.

Todo está basado en relaciones, qué relación tengo con dormir, con la cama, con el reloj, con la mañana, quién soy.
Lo que hacía al principio para levantarme a la hora era casi luchar, así no conseguía pararme, terminaba igual pero con enojo por haber dormido de más.
Con lo cual la resistencia en ese caso no funciona, es como luchar contra uno mismo.

Lo que veo práctico y quiero implementar porque es de apoyo es respirar en este punto, voy a hacer perdón a mi misma en esto y moverme para conseguir lo que veo que es de apoyo.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma quedarme dentro de la cama cuando ya no tengo sueño.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma temer levantarme de la cama apenas suena el reloj por temer perder esa experiencia de estar en la cama con las cobijas calientes y en posición horizontal, por miedo de estar de pie en posición vertical haciendo cosas que necesitan dirección y donde no estaré tapada por las cobijas, en lugar de respirar y ver que ese miedo lo creé por temer perder esa sensación, con lo cual puedo simplemente levantarme con un respiro y dirigirme en cada respiro entendiendo que es importante moverme físicamente para cambiar la manera como he aceptado hasta ahora vivir.

Cuando y como me vea a mi misma temiendo levantarme y ponerme en posición vertical sin las cobijas cuando suena el reloj, paro y respiro. Me doy cuenta de que son resistencias que he creado para no tomar responsabilidad por mí misma, entonces respiro y camino mi día dirigiendo lo que necesita dirección.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma al volver a meterme a la cama a hacer estiramientos una vez que ha sonado el reloj, volver a quedarme dormida, donde no me estoy dirigiendo sino que estoy participando en dormirme deliberadamente participando en la energía del sueño y adormecimiento, sin considerar las consecuencias, que son que tendré menos tiempo para completar mis tareas, en lugar de respirar y dirigirme en cada respiro caminando por lo que he creado.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma tener la creencia de que es un choque para mi cuerpo levantarme de la cama repentinamente en un respiro y ya no estar dentro de la cama después de haber dormido toda la noche y madrugada, sino ahora estar de pie, porque es una creencia basada en interés propio por no querer encarar mi día respiro a respiro.

Me perdono a mi msima por aceptar y permitirme a mi misma juzgar al reloj cuando suena en la mañana y creer que es malo por despertarme, en vez de ver que soy una e igual al reloj y me apoyo con el reloj para comenzar el día. Entiendo que al haber creado separación con el reloj me separé de mi misma y me juzgué a mi misma, creando reacciones dentro de mí cuando suena el reloj, y resistencia, queriendo quedarme más tiempo en la cama, en lugar de respirar apoyarme a levantarme.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma crear la resistencia a la energía del sueño y adormecimiento, en vez de respirar y caminar a través de ello y moverme a mi misma por lo que sea lo mejor para mí, para no ser dirigida por la energía. Entiendo que al aceptar esta energía de sueño y dormirme nuevamente una vez ya me había despertado, estoy permitiendo ser movida por la energía que creé de sueño donde se me cierran los ojos solos y me pesan y abrirlos es complicado porque se vuelven a cerrar, y siento que mi cuerpo se empieza a dormir nuevamente, donde no soy yo quien estoy decidiendo dormir y descansar, sino esta energía que he permitido que me dirija.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma haber creado una energía de sueño y adormecimiento, donde se me cierran los ojos solos, y el cuerpo se me duerme, por haber permitido el pensamiento de: estoy más cómoda en la cama que levantada y haciendo mis trabajos, en lugar de ver que así he abdicado la responsabildiad conmigo misma por no querer encarar mis deberes, mi vida, el mundo, sino en cambio guiarme por la mente y los sueños, la energía de sueño donde no tengo que hacer literalmente nada, sino “ser entretenida” por la mente.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma haber creado una energía de sueño, donde mi cuerpo se vuelve pesado, y experimento debilidad y poca efectividad en mantenerme despierta, lo cual significa que le he dado a esta energía poder sobre mí, y la he alimentado al decir que estoy cansada, que tengo sueño, que tengo pereza y que tengo ganas de dormir, en lugar de respirar y caminar a través de esta energía.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma haber creado el ciclo de sueño repentino, donde al ver que tengo trabajos que hacer, entro en un estado de sueño, de descanso, de modorra, y adormecimiento, donde he permitido que respirar se vuelva difícil por la carga de esta energía, y por ser como el momento en que uno duerme donde no es uno el que esté atento al respiro. Me doy cuenta de que al participar en esta energia del sueño, he creado un ciclo donde acumulo trabajo, y luego me experimento cansada incluso antes de empezar a realizarlo.

Cuando y como me vea a mi misma experimentando cansancio y sueño al estar despierta y sin estar cansada físicamente sino con energía de sueño creada por la mente para no estar atenta a lo que tengo que hacer, paro y respiro. Me doy cuenta de que creé esta energía para desconcentrarme y no tomar responsabilidad, en cambio, me permito respirar y empujarme a través de las resistencias y caminar a través de esta energía para definitivamente trascenderla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis