martes, 1 de enero de 2013

Día 80. Conversaciones internas - Chat mental



Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma pensar en cosas que hayan dicho las personas en el pasado.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma buscar recordar conversaciones de gente que haya oído decir cosas para formar back chat dentro de mí y creer que sé quienes son las personas, luego así esclavizándome a mis pensamientos.

Cuando y como me vea a mi misma recordando las conversaciones de las personas que he oido y frases que les he oido decir, junto con las imagines del momento que recuerdo imaginando el momento, paro y respiro. Me doy cuenta de que al estar recordando lo que han dicho las personas y ligándole pensamientos a lo que recuerdo, estoy creando ideas y creencias de quiénes son los demás, del mundo, de mí, y así esclavizándome a las percepciones mentales. En cambio, respiro y no participo en los recuerdos, paro, me mantengo aquí en lo físico, reviso quién me he aceptado y permitido ser.

Me comprometo a mi misma a detener las conversaciones internas donde recuerdo cosas que han dicho los demás en el pasado y creo back chat, ya que entiendo que al hacer eso estoy comprometiendo mi participación en la realidad física al no poner atención a lo que hay aquí sino estar creyendo en mis pensamientos, emociones y sentimientos, y veo que las consecuencias de participar en los recuerdos y unirlos a pensamientos son devastadoras.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma haber creado la insensibilidad hacia lo físico, hacia el dolor, hacia lo que realmente le estoy haciendo a mi cuerpo y a la realidad física con mi mente, en lugar de respirar y darme cuenta de que el chat mental está creando esta separación con la realidad a parte de otros muchos componentes de la mente que desconozco todavía, con lo cual, es mi responsabilidad detener mi chat mental y entender mi mente.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma participar en el chat mental cuando no quiero encarar una situacion en un momento determinado, por ejemplo, con personas a mi alrededor a quienes tenga cierta resistencia y esté escuchando el chat mental para no poner atención a lo que dicen ni a cómo me experimento en ese momento, en lugar de respirar, estar aquí y caminar a través de mi creación.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma escuchar el chat mental a pesar de que he visto muchas veces que con escucharlo estoy limitándome ya que me desorganizo al poner atención a la mente y no a la realidad fisica, en lugar de apoyarme a ver que estoy aquí y qué es lo major para hacer en cada momento, organizándome respiro a respiro y poniendo los pies en la tierra.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma mantener resentimientos hacia personas poe haber creado estas emociones a partir de participar en el chat mental acerca de los demás, pensando que es real lo que tengo en la mente secreta y viéndome así como víctima de todo en lugar de ver que soy yo quien estoy creando estas experiencias en mí.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a  mi misma mantener resentimiento conmigo misma por no haber entendido cómo funciona la mente desde siempre, y por haber seguido escuchando el chat mental y participando en la mente a pesar de saber las consecuencias, en lugar de respirar y ver que cada respiro es una oportunidad para cambiar.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma juzgar mi chat mental y separarme así de ello, sin ver que es una parte de mi por la que debo tomar responsabilidad.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma esperar que el chat mental se detenga solo o pare, sin ver que soy yo quien lo sigo creando y ampliando a través de mi participación, en lugar de ver que estando aquí como el respiro atenta al respiro es la manera como tomo responsabilidad, y no me guío por el chat mental.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma haberme esclavizado al chat mental a partir de reaccionar ante los pensamientos con miedo, en lugar de estar aquí atenta como el respiro y dirigir mi realidad cambiando todo lo que he creado de mí que no considera toda la vida por igual sino sólo las percepciones de la mente, donde me he desensibilizado de todo cuanto pasa en el mundo, por solo buscar centrar mi atención en lo que resuena con mis pensamientos.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma buscar por medio del chat mental sentirme buena persona a partir de compararme con los demás y pensar que tienen chat mental abusivo y que son malos por esto, sin ver que no me estoy viendo a mi misma en realidad y estoy abdicando mi responsabilidad y causando daño a lo físico.

Me perdono a mi misma participar en el chat mental para sentirme víctima creyendo que así podré continuar con mi ilusión auto creada, sin ver que es inaceptable debido a que así no estoy aceptando la vida ni la responsabilidad que tengo que tomar por mi mente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis