lunes, 17 de diciembre de 2012

Día 76. Personaje de 'víctima' ante el cúmulo de emociones que experimetno



Otro evento hoy con persona 'm', donde esta vez solo hizo un pequeño comentario acerca de desteni, y no lo tomé como personal, sin embargo si que vi que lo empezaba a usar para participar en el personaje de víctima.

Lo vi porque sentía mi pecho muy tensionado, mi cuerpo igual, y notaba esto y me alteraba.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma alterarme cuando m está diciendome algo de desteni, por pensar que va a comenzar una discusión y una pelea/guerra, o que va a empezar a sacar su malicia, en lugar de ver que soy responsable por mí misma y que no hay excusa para no apoyarme y asistirme en cada momento y no participar en la "guerra", la discusión energética buscando tener la razón, ni en las emociones/reacciones/pensamientos que surjan.

Cuando y como me vea a mi misma alterándome porque m esté diciéndome cosas de desteni, y percibiendo que habla con malicia, y a esto ligándole miedo, paro y respiro. Me doy cuenta de que he creado este miedo a partir del pasado donde no me apoyé ni asistí efectivamente al estar en este tipo de situaciones, sino que en cambio participé en la personalidad de víctima, donde me sentía mal, frustrada, enojada, triste, maltratada, agobiada, dolida, etc, muchas emociones, con lo cual me sentía víctima de mis propias emociones, y culpaba a m por ello, porque yo experimentara esto a partir de lo que m estaba haciendo, sin ver que solo yo estoy y he estado creando esta experiencia dentro de mí, con la cual he perpetuado el miedo y las personalidades surgidas desde el miedo. En cambio, me permito respirar y caminar a través de lo que he creado, tomando responsabilidad por mí misma, y cambiando la participación en la mente por una participación en lo físico activa y dirigiendo mi movimiento a lo mejor para mí y para todos.

Me comprometo a mi misma a detener el miedo a que m diga cosas de desteni, ya que entiendo que el conflicto y la fricción que experimento cuando esto ocurre, yo lo he creado, al definir como malicioso de su parte lo que hace, y al verlo como cruel, malvado, y yo ponerme como víctima de mis emociones en ese momento, en lugar de detenerme y respirar, y caminar a través de las emociones, y corregirme a mí misma, ya que entiendo que al culpar a m por sus reacciones estoy no queriendo cambiar ni corregirme, y eso es inaceptable.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma buscar escapatorias a las preguntas de m y de las personas para no encararme a mi misma, por temer que los demás puedan sacar malicia y buscar tener poder sobre mí y manipularme o manejarme, donde me amenacen de alguna manera y luego me experimente como víctima de los miedos, en lugar de estar aquí en y como el respiro, y encarar lo que he creado dentro y fuera de mí con sentido común con lo que sea lo mejor para mí y para todos.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma no querer ver que estoy sola en mi proceso en cuanto a que es mi mente la que yo sola y yo mismita he de revisar, checkear, hacerme responsable por mí, con lo cual, me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma pensar que dependo de la aprobación de los demás hacia lo que yo hago en cada momento donde creo que son los demás quienes determinan quién soy yo.

Cuando y como me vea a mi misma buscando determinar quién soy a partir de las actitudes de los demás, las palabras de los demás, las reacciones de los demás y las mentes de los demás, paro y respiro. Me doy cuenta de que este proceso es individual y que estoy sola en esto en el sentido de que soy responsable por mi misma, y que me puedo apoyar con todo lo que hay en el mundo que es distinto a depender de la mente de los demás. 

Me comprometo a mi misma a apoyarme en detener las reacciones ante los demás y ver qué intrigan en mí sus reacciones y dónde aún estoy limitando mi expresión.

Cuando y como me vea a mi misma buscando escapatorias de mis emociones en situaciones donde las personas me hablen, paro y respiro. Me doy cuenta de que así solo estoy escapando del cambio. Por tanto, camino por lo que creé con el respiro dirigiéndome a mí misma entendiendo que estoy sola y que es mi proceso individual.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma crear el dolor en la cadera derecha cuando m me hablaba y por pensar ‘todo lo que pienso que me ha hecho sufrir y todo lo que pienso que me ha torturado’, en donde he sido yo quien no he tomado responsabilidad por mí misma y he creado dolor en mi cuerpo por suprimir el enojo, la ansiedad, la rabia, la frustración, la angustia, el remordimiento, etc y demás emociones, que entiendo que puedo detener en cada respiro y por medio asistirme con escribir, investigar, perdón a mi misma y corrigiéndome.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma pensar que cuando respiro y una emoción no se va o un pensamiento sigue, significa que no lo estoy deteniendo y que no soy eficaz, en lugar de entender que es un proceso, y que en cada respiro reviso quién soy y camino a través de lo que he creado corrigiéndome, que el tenerle miedo a experimentar emociones es de hecho otro sistema más.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma tener miedo de experimentar emociones cuando respiro, en lugar de continuar respirando y no participar en reacciones, pensamientos, miedos, Chat mental, etc.

Cuando y como me vea a mi misma teniendo miedo de experimentar emociones cuando respiro, paro y respiro, entiendo que estoy aquí, y que el miedo a eso es otro sistema más con el cual he seguido participando en las emociones que surgen, pensamientos, Chat mental, etc, en lugar de seguir respirando y mantenerme aquí atenta en y como el respiro, corrigiendo mi realidad física como a mi misma, entendiendo que me he convertido en el miedo, por tanto caminando a través de esto y volviendo a lo físico.

Me comprometo a mi misma a detener el miedo a las emociones, ya que entiendo que al tener miedo no camino a través de ellas ni de los sistemas de la mente, sino que participo en cada punto que surge, creando para mí una experiencia mental energética donde culpo a los demás, y que se ha vuelto un patrón, con m y con más gente, con lo cual, entiendo que soy responsable por mi mente como por cada punto que surge y que en cada respiro me puedo corregir como lo mejor para mí y para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis