miércoles, 12 de diciembre de 2012

Día 74. Le pegas a los objetos con enojo?

En clase de escultura me he dado cuenta de que con los martillazos, con los movimientos fuertes al lanzar la arcilla a la estructura, etc, tengo pensamientos de que estoy siendo agresiva.
También cuando otros hacen estos movimientos pienso que estarán sacando su rabia hacia esto.


Recuerdos:
En el colegio le pegué a una amiga en la cabeza con la mano muy fuerte – reacción de enojo y buscar control hacia ella por sentir que yo perdía el control de alguna manera sobre ella.

De pequeña iba a una psicóloga que trabajaba partiendo del movimiento físico. Un ejercicio que mandaba era a pegar a un cojín. También hacia otro tipo de prácticas como fantasiosas o mágicas, ilusorias todas en fin, en las cuales si por ejemplo no me gustaba algo de mí lo podía guardar en una caja escrito en un papel, y luego por ejemplo esa cara la guardaría como aquello que era parte de mi pero que iba a cambiar etc, eran rituales. Pero no estaba haciendo nada físico para entender esos conflictos ni cambiarlos, más bien poner creencias en rituales.

La práctica con el cojín era pegarle para sacar la rabia. Lo que he entendido de esto ahora es que al hacer eso, se está de hecho ampliando la rabia ya que al pensar en enojo al pegar a un cojín se está validando ese enojo para actuar y pegar, y de hecho esa rabia se “implanta” más.
Ese recuerdo viene tendría unos 10 años.

Luego más grande, 12-13, reaccionaba a veces tirando puertas, tras discusiones con mi madre.

Romper la ventana del cuarto – reacción al oír una pareja de vecinos teniendo sexo.

También hace poco lo de la cortina tumbar la cortina muy fuerte, reacción ante m diciendo barbaridades de desteni.

Golpear la puerta con la mano fuerte – reacción ante m diciendo barbaridades de desteni.

Dimensión de miedo:
Miedo de que piensen que soy agresiva y violenta
Miedo de ampliar enojo dentro de mí
Miedo de parecer enojada.
Miedo de los pensamientos de que estoy siendo agresiva al lanzar el barro y al golpear el martillo.
Miedo de que piensen que soy agresiva al golpear puntillas con el martillo.
Miedo de que piensen que tengo miedo de martillar.
Miedo de cómo se interpreten los sonidos que salen de los movimientos que hago con el martillo y la arcilla.

Pensamientos:
Con el martillo le pego a la puntilla con enojo y sacando violencia.
Con los sonidos de martillazos le pego a los demás de manera energética.
El barro no lo lanzo a la estructura sino hacia las otras personas por enojo porque no me hablen o se acerquen a hablarme.
Lanzo el barro como maltratando a la estructura o a alguien.

Chat mental durante la práctica en escultura:
-Al pegar con el martillo estoy siendo violenta y agresiva.
-Seguramente los demás lo noten.
-Estoy enojada y saco la rabia con los martillazos.
-Al lanzar el barro a la estructura, lo lanzo fuerte y soy agresiva y violenta.
-Al lanzar el barro parece que sacara el enojo con lanzarlo.
-Estoy enojada

Imaginación:
Me imagino pegándole a alguien o maltratando a alguien.

Consecuencia:
Disminuye la eficacia en poner el barro rápido, ya que “intento” que no parezca que estoy enojada o que lo lanzo de forma violenta. Al igual al martillar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis