domingo, 18 de noviembre de 2012

Día 65. Olvidando los compromisos conmigo misma



Me di cuenta hoy de lo mucho que uno olvida.
Olvida lo que ha hecho, olvida lo que ha ocurrido.
Esto genera una continuidad de meteduras de pata, si veo por ejemplo lo que he venido haciendo que no ha servido en muchas ocasiones, como por ejemplo echarme para a trás durante un día y esperar que el tiempo pase, y no hacer nada de apoyo para mí, ver que eso no me sirve, debo tomar acción y movimiento propio para hacer lo que más me beneficie para volver a esta realidad física en lugar de quedarme en la sensación de: cool, todo está ok, estoy bien, etc.
Porque no todo está bien, al contrario. Nada está ok. Y es mi responsabilidad investigarme con constancia día a día, escribir, y detener la participación en la mente y en la inestabilidad de los pensamientos.

Un evento en el cual vi eso, fue esta mañana al despertarme. Me vi metiéndome en la cama para 10 minutos más de cobijas, y cuando me volvió a sonar el despertador, me dio "modorra" y me quedé com o1 hora más. 
Ya sé que este tipo de falta de responsabilidad me lleva a estar mucho tiempo en la cama y tener menos tiempo para hacer lo que tengo que hacer. Y ya me he dicho para mi misma en ocasiones anteriores de despertarme inmediatamente suena el reloj. Pero llega ese momento de: ok, todo está bien ,todo está cool, la vida es relajada... y no pasa nada si por hoy descanso un rato más. Donde no decidí como una e igual al momento sino por querer la sensación de la cama y al estar dentro de la cama no tenía dirección propia pues me vi entre dormida y "zombie".

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma haberme metido de nuevo a la cama a dormir 10 minutos y no cumplir el compromiso conmigo misma sino quedarme más tiempo por participar en la energía de "zombie" que generé al no moverme a mi misma y pararme de la cama a comenzar el día.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma no aprender del pasado y de las consecuencias que he tenido por no tomar responsabilidad en el momento.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma participar en los mismos hábitos, actitudes y patrones que no me han beneficiado ni a todo por igual ya que surgen de la sensación de que todo va bien y por tanto, no es necesario tomar responsabilidad, cuando esto es total falta de dirección y movimiento propios.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma cegarme con la idea de que no hace falta que me mueva ni que haga cosas sino que el día puede pasar sin que yo haga nada por mí y por el mundo, ya que entiendo que al permitir esto estoy dejando pasar muchos respiros y creando más consecuencias acumuladas en lugar de encararme en cada respiro y moverme para crear un cambio en mí realmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis