miércoles, 14 de noviembre de 2012

Día 63. Sintiendo culpa por lo que he hecho. -Relaciones basadas en miedo.


Despertándome con culpa por lo que pasó ayer. 

La culpa es algo totalmente innecesario y contraproducente.


Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma participar en la culpa por haber estado poseída por mi propia mente ayer, veo que en cada respiro estoy aquí para encarar esos sistemas que he creado, por eso, me doy cuenta de que la culpa es completamente innecesaria y contraproducente, porque al ver los sucesos desde un punto de partida de culpa, sólo estoy esclavizándome a juicios contra mí, en lugar de ver lo que hice, objetivamente.


Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma definirme como infiel y deshonesta, y sentir culpa por definirme así porque veo cómo me ha influenciado en las acciones, en los movimientos y en lo que digo, el miedo a que me vean como deshonesta e infiel, por haber comenzado mi relación habiéndole contado a mi pareja que fui infiel en relaciones pasadas y lo deshonesta conmigo misma que he sido, donde en lugar de haber visto objetivamente lo que hice, empecé a participar en culpa hacia mí y hacia el pasado, donde no me paré aquí en cada respiro, y se volvió un punto de manipulación y sabotaje a mi misma el haber hecho esas cosas en el pasado, donde he pensado en varias ocasiones en que estoy condenada a vivir con culpa por el pasado, y no entendiendo que el perdón a mi misma es dejar ir aquello que no es lo mejor para mí ni para la vida. 


Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma usar mi relación en pareja para manipularme emocionalmente, y tomar cualquier punto que pueda ver que me altere, para empezar a crear lazos de pensamientos con los cuales me saboteo y manipulo.


Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma haber creado un punto en la relación con mi pareja donde está el chat mental de miedo a la infidelidad y miedo a que piense que yo fui infiel o que piense cosas que yo he hecho, permitiendo que la relación se base así en el miedo, en lugar de en apoyo a cambiar, donde he dejado de lado ciertas cosas, como el hecho de revisar lo que he hecho por mi misma y exponerme a mi misma para cambiar, por miedo al chat mental que pueda crear en otros, donde estoy abusando de mí al no permitirme escribir y sacar y ver por mí todo aquello en lo que he participado.


Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma creer que mi condena es vivir con miedo de que mi pareja sea infiel, y creer que yo debo evitar que eso pase, sin ver que es mi responsabilidad detener el miedo y dirigir mi mente, y entender que ese miedo proviene de experiencias del pasado que no he dejado ir completamente, y que he usado ahora para manipularme y sabotear mis relaciones y mi vida donde mi relación con las personas se vuelve basada en el miedo.


Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma haber creado el miedo a las demás personas a quienes vea mi pareja, por pensar que son un peligro para la relación, donde me estoy limitando y poseyendo mentalmente en lugar de ver que es mi responsabilidad apoyarme en el sistema y ser un ejemplo de vida entendiendo que somos uno e igual todos y que las relaciones en el mundo son importantes al igual que crear relaciones de apoyo y que la infidelidad es un punto de temor de la mente que resuena como miedo dentro que debe detenerse como miedo y como hecho, ya que al aceptar la infidelidad dentro y fuera se acepta la deshonestidad con uno y con los demás, con lo cual es simplemente otro punto a cambiar, porque entiendo que temer a la deshonestidad y por ello no querer salir con personas o no querer que la pareja salga con personas, es deshonestidad en sí, porque uno no se está permitiendo cambiar y apoyarse a uno creando confianza como uno mismo.


Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma experimentar angustia por haber participado en la mente durante varias ocasiones, en lugar de usar cada respiro para cambiar y pararme por lo mejor para mi y para todos.


Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma haber creado el ciclo de poseerme con la energía que experimento y luego experimentar culpa con pensamientos constantes acerca de cómo la cagué.

Cuando y como me vea a mi misma teniendo pensamientos de miedo a la infidelidad, paro y respiro. Me doy cuenta de que he creado el pensamiento de que en las relaciones el miedo es aceptable y que toca vivir con miedo, y por haber creído que la infidelidad es una amenaza que tengo que evitar, en lugar de detener mi mente, apoyarme aquí y apoyar a mi pareja como uno e igual a mí.


Cuando y como me vea a mi misma juzgándome por haber tenido relaciones en el pasado donde hubo infidelidad, y definiéndome por eso, paro y respiro. En cambio, reviso quién soy aquí y me corrijo.


Me comprometo a mi misma a detener las experiencias energéticas que he creado.


Me comprometo a mi misma a detener el ciclo de poseerme con las personalidades que he creado y luego sentir culpa por haber actuado bajo "el efecto de la posesión", donde no he cambiado en cada respiro sino que me he guiado por las personalidades, no teniendo en cuenta lo que es mejor para todos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis