viernes, 2 de noviembre de 2012

Día 55. Escribir concentrada en un punto



Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma tener problemas al escribir por no centrarme en un punto por no querer ver quién soy como tal punto, y así crear y crear más chat mental y pensamientos para desconcentrarme de la realidad y luego tener muchos puntos que revisar y no hacerlo por justificarlo con que son muchos los puntos y con que no puedo tomar uno en específico para revisarlo, ya que me desconcentran los otros, sin ver que me estoy saboteando así.

Cuando y como me vea a mi misma saboteando mi proceso de escribir, pensando que tengo mucho que revisar y que es difícil centrarme en un solo punto, paro y respiro. Me doy cuenta de que el proceso es punto por punto ya que la mente se formó capa sobre capa, junto con el tiempo. En cambio, respiro a respiro junto con el tiempo reviso punto por punto.

Cuando y como me vea a mi misma desconcentrándome de lo que escribo porque sean muchos puntos lo que aún tengo que caminar, paro y respiro. Me concentro en el que esté escribiendo, ya que veo que así es como se camina la mente consciente.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma creer que escribir es un proceso aburrido porque requiere dedicación, en lugar de caminar día tas día un punto y así dirigirme como el tiempo, en lugar de dejar todo para el final y luego verme llena de Chat mental, pensamientos y energías, que no entiendo y que no he revisado y con la añadidura de que no tengo tiempo para revisarlo todo.
Me doy cuenta de que escribir es un “deber” ya que es un compromiso conmigo misma de nacer como la vida, para ello detener la mente, y veo que el camino es escribir y caminar el perdón a mi misma.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma tener resistencias a escribir acerca de un punto en específico, por creer que así estaré dejando los demás de lado, sin ver que no puedo caminar todos los puntos a la vez.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma juzarme y pensar que no sé escribir porque al empezar a hacerlo me trabo y no continúo con fluidez, por haber creado trabas para mí misma empezando por los pensamientos y el Chat mental, donde es tal el conflicto que al revisarlo, se mezcla y creo no poder tomar punto por punto, en lugar de escribir y centrarme, entendiendo que la mente va más acelerada sobretodo si participo en ella con lo cual estoy perdiendo respiros donde podría cambiar, así, entiendo que para escribir eficazmente es necesario que me centre en mí, en el momento como el respiro y en un punto, así mi mente me diga que hay otros más importantes que tengo que revisar donde surgen por montón como avalanchas, y veo que es ahí cuando respiro y cuando camino a través de las trabas que me he puesto.

Cuando y como me vea a mi misma pensando que tengo muchos puntos que revisar y así desviándome por las vertientes, paro y respiro. Entiendo que así no estoy revisando hasta el fondo un punto, por dejarme llevar por los pensamientos, sin ver y entender que cada uno quiere ser un dictador y ser el que sobresalga, en lugar de yo misma tomar responsabilidad por mi mente y vivir en igualdad donde punto por punto me soluciono.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma creerme muy inteligente y creer que puedo caminar el proceso en mi mente, sin escribir ni revisar punto por punto, sin ver que es justamente en la mente con el Chat mental que he creado conflicto en mi vida como yo misma.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma temer centrarme en un punto por temer exponerlo ante mí misma, por creer que eso significa que voy a tener que sufrir, en lugar de ver que así podré ver lo que estoy creando y por fin cambiar.

Cuando y como me vea a mi misma temiendo abrir un punto de la mente tal como un pensamiento, una reacción o una emoción, etc, paro y respiro. Me doy cuenta de que el miedo es no querer cambiar. En cambio, me permito revisarlo, “diseccionarlo” y abrirlo por medio de la escritura.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma haber creado la vergüenza a compartir todo aquello que proviene de mi mente, y así estar suprimiéndolo por crear Chat mental acerca de por qué no lo comparto, creyendo que otros pueden pensar mal de mí.

Me comprometo a mi misma a caminar el proceso por medio de escribir punto por punto, capa por capa, exponiendo mi mente ante mí para dirigirme yo misma.

Me comprometo a mi misma a crear un mundo donde todos vivamos contentos y no haya unos que quieran ser más importantes que otros, como dictadores que pretenden mandar al resto e imponer sus ideas.

1 comentario:

ShareThis