lunes, 15 de octubre de 2012

Día 53 - Castigo y tortura por dinero.



Le rompen el brazo a un niño de 8 años en Irán por robar pan. Es castigado en un espacio público, en nombre del Islam.

Un camión pasa por encima de su brazo y lo rompe en trozos, donde perderá su uso permanentemente.

Mi pensamiento es: bárbaros.
Y me dan ganas de llorar, al ver esto.
Imagino el dolor que ha tenido que pasar. Imagino el trauma que le va a quedar. Vivir en carne propia la desdicha de nacer en un mundo tan inhumano.

Y veo en mí estos sentimientos y estas emociones, y sé que son eso mismo lo que está causando todo en el mundo, el no saber cómo funcionan, no saber cómo las creé. No ser una e igual a lo físico y por haber aceptado cualquier pensamiento.
Veo también el pensamiento de:
Tengo que buscar más imágenes de este estilo.
Y si miro más al fondo de los pensamientos, veo: “Tengo que satisfacer la curiosidad de ver estas imágenes. Voy a buscar un video”.
Veo en mí misma esa misma violencia que está ocurriendo.
Lo asqueroso que me parece que hagan eso, que eso se permita, que eso ocurra, que un niño de 8 años… o la edad que tuviera, tenga que sufrir, que ser castigado, maltratado, abusado, violentado. Su cuerpo, destruido.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma crear un mundo con un sistema que destruye el cuerpo humano por castigar, porque no se cumplan las leyes impuestas, que son leyes separatistas.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma pensar en los demás como unos bárbaros y no ver mi responsabilidad con todo.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma crear la barbaridad y barbarie en el mundo, donde la gente se mueve por sus emociones y se crean todo tipo de abusos y barbaridades, sin ver que son consecuencia de lo que todos hemos aceptado que exista dentro y fuera.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma crear el castigo en el mundo, donde a partir de unas leyes deshonestas se castiga a quienes no las cumplen sobretodo a los que menos dinero tienen.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma experimentar ganas de llorar al ver lo que ocurre en el mundo tal como ver imágenes de otras personas siendo castigadas o sufriendo, sin ver que experimento esas emociones de tristeza y negligencia por sentir que no puedo hacer nada y creer que lo único que me queda son las emociones, donde no tengo en cuenta la solución que cambiaríatodo, el dinero igualitario, y sin ver que esas emociones fueron creadas partiendo del miedo, miedo a pasar yo por algo así, miedo al verme o visualizarme en esa situación.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma definirme como una persona muy sensible, que tengo que llorar y entristecerme cuando veo imágenes de otros seres sufriendo, sin ver que así estoy participando en reacciones que he aceptado que son eso mismo que está creando toda la crueldad en el mundo, ya que me estoy esclavizando a la preprogramación y a ideas sobre mí, en lugar de respirar y cambiar, y trabajar por una solución que cambie la manera como loshumanos hemos permitido que existan las relaciones entre unos y otros.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma pensar que tengo que temer el trauma que le pueda quedar al niño de las imágenes, o a personas que hayan sufrido y sido torturadas, sin ver que así estoy aceptando vivir con miedo en lugar de detener la tortura del miedo, ya que entiendo que para pararme como una e igual a la vida y apoyar a otros para que lo hagan es necesario que detenga el miedo y cree soluciones.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma querer satisfacer curiosidad de ver imágenes de tortura hacia otros seres, donde experimento emociones dentro de mí a las que he permitido ser adicta por creer que no hay nada más, sin ver lo limitantes que son y lo limitada que es la mente.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma ser movida por la curiosidad creada como una experiencia energética que busco satisfacer, buscando aquello que me causa curiosidad, sin tener en cuenta la realidad física y que así no estoy viendo realmente ni enteniendo, sino buscando cosas que alimenten mi mente como energía.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma crear la tortura en el mundo.
Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma torturarme a mi misma.
Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma permitir el abuso a los niños, en lugar de crear un sistema donde sean apoyados y educados de cómo funciona la mente para que se apoyen a sí mismos en lugar de repetir los pecados de los adultos.

Ok, al parecer hubo una confusión con las imágenes. Parece ser que es una performance, un show callejero.
Siento alivio. Pero alivio de qué? De creer que ahora no voy a pensar en el sufrimiento del niño. Es decir, el abuso sigue en el mundo y en mí, y yo estaba solo preocupada por mi propia mente, en el sentido de que solo me importaba sentir emociones o no?

Qué nos pasa a los seres humanos?
Por qué, después de ver tanta barbarie y conflicto interno y externo no estamos tomando en cuenta la solución?
En mi facebook tengo un montón de personas agregadas, y nadie más que los participantes en desteni siquiera estudian el material disponible que explica cómo funciona la mente humana.
De vergüenza.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma darle importancia a mis emociones y a mi mente y no considerar lo que ocurre en el mundo como un reflejo de lo que ocurre dentro de mí hasta cierto punto, con lo cual, soy responsbale dentro y fuera de mí.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma crear un sistema donde se busque dinero como sea, así sea alimentando el morbo y la curiosidad, sin ver que esto ocurre en el mundo porque los humanos permitimos vivir así, y en el mundo se está en una constante supervivencia, con lo que la vida se deja de lado y se busca alimentar la mente para sobrevivir tal como creando espectáculos y shows callejeros donde se ponga en peligro la vida de los seres y todo por buscar entretener a los que les puedan dar dinero.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma no detener el abuso existente dentro de mí en cada respiro, a pesar de ver continuamente que cada pensamiento surgió del miedo y que continuamente están ocurriendo sucesos de abuso, con lo cual soy responsable por mi mente que es la misma de todos, capaz de crear tanta malicia.

Me comprometo a mi misma a detener la tortura y el castigo en el mundo.

Me comprometo a mi misma a crear un sistema donde las leyes sean lo mejor para la vida, y sean principios de vida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis