lunes, 8 de octubre de 2012

Día 52. Dolor en la garganta por limitarme en mi expresión


He experimentado un dolor muy intenso en la garganta / cuello estos días.
Lo noto cuando me quiero expresar pero no lo hago, por ejemplo cuando estaba con mi expareja y en la calle estaban tocando guitarra, y me empezó a doler muy fuerte el cuello /garganta, era un dolor que se conectaba al llanto porque me hacia llorar terminaba llorando, y tengo un recuerdo de ese momento en que no canté cuando quería haberlo hecho en la calle, y luego en un coche terminé llorando, y era por el dolor tan fuerte que sentía.


Pues ahora lo experimento y es bastante constante. Ha habido momentos donde he experimentado el dolor al participar en Chat mental, como de tipo: culpa a los demás, comparaciones, recuerdos del pasado ligados a emociones…

Otro momento fue hoy en clase cuando hablábamos de un documental que se llama the century of the self, que nos han recomendao en desteni, yo no dije nada, aunque me habria gustado pero empecé a sentir que no debia decir nada porque veia por donde cogerlo pero no habia ningun punto por donde viera que lo podia abordar hasta el final tampoco sabia bien que queria decir, y pensé: pues voy a esperar a escribir al respecto de lo que quiero escribir, y asi puedo tener los puntos claros para mi, justamente de lo que trata el proceso de llegar a las soluciones mejores para todos, que es cuando uno ha caminado punto por punto uno mismo.

Ok, entonces en los momentos cuando me quiero expresar pero no digo nada o no canto o no bailo, etc, como una limitacion básicamente.

Lo que queria decir hoy era que estamos siempre buscando qué hacer y cómo buscar ser más felices, buscando la sensación de libertad y de satisfacción.

Tambien me pasa que cuando estaba en clase viendo de century of the self, y ahora escribiendo, me duermo, me da sueño, se me cierran los ojos, literalmente, se me cierran y me dan ganas de dormirme, se me cierran los ojos solos, me pesan. Es desde luego una energía que me mueve y que se mueve y con la que me dan sueño, porque no soy yo decidiendo descansar o dormir, sino que de repente, incluso después de tomar café en la mañana, me da en clase un sueño que proviene de repente de una especie de resistencia por haber participado en el Chat mental.
Como digo este dolor se conecta un poco a todo, también a tristeza en el pecho y además a dolor en los oídos.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma no haber cantado cuando mi expareja me dijo que cantara cuando estábamos en la calle, por pensar que había mucha gente y que si cantaba algo iban a mirarme todos, a oírme todos y que iba a ser demasiado vistoso lo que yo hiciera, que podría recibir miradas serias o que podía experimentar vergüenza por estar cantando y temer eso, en lugar de respirar y expresarme aquí como una e igual a la vida.

Me perdonoa mi misma por aceptar y permitirme a mi misma culpar a los demás de por qué yo no canto o no me expreso en esta realidad física, y querer pensar que es culpa de los demás de que me incomoden o incordien y creer que es por eso que no me dejan moverme, en lugar de tomar responsabilidad por todo.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma haber limitado mi expresión cuando estaba en la calle a punto de cantar y queriendo cantar, pero no lo hice por creer que si lo hacía me mirarían todos, en lugar de ver que no pasa nada con que me mire la gente, y permitirme expresarme y disfrutar de mí misma.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma experimentar dolor en mi garganta por no expresarme y por querer suprimir mis cuerdas vocales, por temer que me puedan oír los demás, en lugar de ver que estoy aquí en esta realidad física y compartirme a mi misma.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma no ver las consecuencias de no expresarme en mi cuerpo tales como el dolor de garganta y cuello, por resistirme y por limitarme, donde en lugar de expresarme en la realidad física, paricipo en la realidad mental y en el back Chat, donde genero todo tipo de energías por pensamientos y comprometo mi vida.

Cuando y como me vea a mi misma resistiéndome a expresarme en esta realidad física, paro y respiro. Me doy cuenta de que el limitarme de esa manera me compromete a mí y a todos, porque estoy resistiéndome a mi misma, y en cambio, participando en Chat mental y en pensamientos que no consideran la vida, todo por ego y por haber creado el personaje de: no me expreso.

Me comprometo a mi misma a detener el personaje de: “no me expreso”, porque veo y entiendo que lo creé por ego y por no querer compartirme, por miedo a las miradas de los demás por temer que si me observan mi ego se caiga.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma no expresarme cuando era pequeña por haber creído que tenía las orejas demasiado grandes y que no podía hacer lo que quería hacer, en lugar de haber respirado y no aceptado nada menos que la vida.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma crear el dolor de garganta por no permitirme a mi misma expresarme tal y como quiero.

Continuaré escribiendo de este punto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis