domingo, 2 de septiembre de 2012

Día 47. “El sistema me tiene jodida”



Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme crear una entidad que llamo “el sistema” y decir que me tiene jodida y dañada, sin ver que yo soy parte del problema, al no saber cómo funciona, y no darme cuenta de que yo misma a través del miedo, he participado en crear un sistema donde no se tiene en cuenta la vida, sino el negocio, donde la mente como nosotros, busca sobrevivir, sin importar que se cree la desigualdad y separación.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma decir que el sistema me tiene jodida, sin ver que yo he permitido seguir el camino que me he creado a través de mi mente, no viendo lo que era lo mejor para mí y para todos, sino buscando sobrevivir y buscar la siguiente experiencia energética positiva, viviendo a través de personalidades, y definiciones acerca de mí, jamás viviendo libre elección.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme creer que la libre elección existe, no viendo que en este mundo las elecciones son dirigidas por la mente como autoridad sobre la vida.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma no haber querido ver cómo funciona el sistema, y no haberle dado importancia a lo físico, entiendiendo que actualmente se necesita dinero para poder cubrir las necesidades básicas, con lo cual es importante establecerme en el sistema para apoyarme físicamente.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido a mi misma haber dado por sentado el funcionamiento de la realidad física, y no haber visto que cada acción genera una consecuencia, donde tengo ante mis ojos la consecuencia de las acciones del ser humano en conjunto, y aún así seguí quitando mi mirada, por creer que no tenía nada que ver conmigo porque al nacer ya había consecuencias, con lo cual, vine a dar a este mundo aparentemente, y “tengo que vivir mi vida buscandofelicidad, amor y alegría”, donde lo demás tendrá su por qué y a mí que ni me miren porque yo estoy ocupada con mi mente.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma haber ignorado el sistema del mundo, el funcionamiento de cada una de sus partes, y ahora juzgar y culpar a los demás como mis educadores o padres por no haberme enseñado lo básico en cuanto al funcionamiento de todo, dentro y fuera de mí, sin ver que soy responsable por mí misma, por lo que acepto y permito, y que al haber dado autoridad a otros sobre mi educación, no investigué por mí misma lo que es mejor para todos y lo que no, porque estaba ocupada como la mente buscando la siguiente experiencia energética sin considerar nada más que mi propio ego, y vi la educación como algo sin importancia, definiéndola como aburrida, por la experiencia en el colegio, y como algo que tenía que acabar y luego vería qué haría, en lugar de haberme educado desde un principio como un ser digno de la vida que sería cuidadora de la vida en la tierra, entendiendo cómo todo funciona y por qué actualmente está tan “jodido”.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma definir mi vida como jodida, por no tener trabajo y por estar estudiando sin tener un trabajo asegurado, por tener relaciones donde las personas no se aplican con desteni, y por mi experiencia de vida en el pasado, no viendo que soy responsable por cada cosa que experimento, y por lo tanto depende de mí quién soy en cada respiro, y corregir lo que he creado, donde todo lo que he aceptado de mí debe cambiar por medio de la corrección, y que todas las relaciones deben establecerse como lo que es lomejor para todos, por el principio de la vida.

Me comprometo a mi misma a apoyarme en el mundo estudiando y educándome entendiendo cómo funciona todo, para ver que lo que existe dentro y fuera es lo mismo con lo cual todo debe ser corregido y cambiar.

Me comprometo a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma crear relaciones de apoyo que sean lo mejor para la vida.

Me perdono a mi misma por aceptarme y permitirme a mi misma juzgarme por no haber querido ver cómo funciona el sistema, así apartándome más y más, permitiendo el abuso sin detenerlo.

Me perdono a mi misma por aceptar y permirme a mi misma creer que mi poder de cambiar el sistema está reducido al mínimo, y que ahora soy “esclava” de una entidad que me controla y decide por mí, y de mi mente, no viendo que así estoy aceptando ser dirigida por los pensamientos y programación, y que en realidad puedo cambiar, educándome y viviendo como quiero que sea el cambio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis