sábado, 18 de agosto de 2012

Día 42. Amistades, exnovios, mi mente no me suelta?


Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma suprimir lo que viví con mi exnovio por haber entrado en una relación con una nueva persona por querer salir y experimentar cosas nuevas, sin dedicar el tiempo que necesitaba para escribir y revisar lo que estaba haciendo con mi vida y lo que había aceptado.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma suprimir lo que he vivido por querer vivir experiencias, en lugar de tomar el tiempo necesario para revisar lo que he hecho, donde no he sido honesta conmigo misma por vivir relaciones desde la mente sin considerar lo físico.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma comprometerme a mi misma y mi relación con las personas por no revisar mis relaciones durante mi vida, para detener los patrones, sino seguir en esos ciclos donde no tengo en cuenta la vida.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma vivir anclada en el pasado por no darme el tiempo necesario para revisar las relaciones, sino querer pasar de una a otra, sin ver que así no me estoy permitiendo ver cómo me creé y detener los patrones que he visto claramente que son ciclos pero he vivido en deshonestidad, y no los he detenido.

Me comprometo a mi misma a revisar cada relación a lo largo de mi vida y a ver lo que he aceptado, para cambiar.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma situarme como inferior a las personas por creer que así voy a retomar la autoridad que he perdido, por haber creído que autoridad es cuando tengo más información o conocimiento que los demás, o cuando veo que la/las otras personas no tienen autoridad como ellos mismos, entonces haber creído que la autoridad es tener yo autoridad sobre otros, no viendo que la autoridad es cuando yo misma soy la autora de mi vida y sé que en cada momento tomo la decisión mejor para todos.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma creer que soy inferior a las personas cuando veo la imagen que proyectan y la defino como bella, y así ligando pensamientos a símbolos e imágenes, esclavizándome en un sistema de polaridad, y situándome por debajo de pensamientos, de mi propia mente, en lugar de ver que soy una e igual a mi mente.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma compararme con los demás, y así crear la polaridad de inferioridad y superioridad, en lugar de ver que no es necesario vivir como la polaridad.

Cuando y como me vea a mi misma comparándome con los demás, paro y respiro. Me doy cuenta de que así creo la polaridad de superior e inferior. En cambio me estabilizo con el respiro.

Me perdono a mi misma por aceptarme y permitirme a mi misma verme a mi misma como inferior a los demás, y así crear una relación de dependencia, donde creo que los demás me necesitan para sentirse superiores y yo creo necesitarlos por creer que por medio de la inferioridad consigo la superioridad, sin ver que ambas son polaridades que he creado desde el punto principal de separación.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma querer sentirme sumisa a los demás por creer que así me van a necesitar para sentirse autoritarios.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma querer que los demás me necesiten, y necesiten de mi presencia o estar conmigo, y crear ese tipo de relaciones, donde busco satisfacer a los demás, y donde me crucifico a mi misma y mi propia expresión y vida, solo por querer tener y mantener relaciones donde sienta que me necesitan para algo, en lugar de ver que así creo dependencia de los demás y busco hacer a los demás lo que me estoy haciendo a mí, esclavizarme, y no son relaciones de apoyo donde sea apoyo para todos por igual.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma crear relaciones donde busco ser importante para las personas y hacer una parte en su vida, donde intento mantenerme a su lado atada para satisfacer la mente, no viendo que intento crear esas relaciones por el miedo a no sobrevivir en el sistema desigualitario actual.

Me comprometo a mi misma a apoyar en crear un sistema igualitario donde no se creen relaciones por miedo a no sobrevivir.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido a mi misma sentir tristeza al ver que las relaciones que he creado no han sido de apoyo, sino de dependencia, entonces cuando se terminan, surge la emoción de la tristeza, por sentir que algo se separó de mí, por haber creado relaciones en mi mente.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma creer que necesito a las personas con las que he creado relaciones en mi vida, para estar completa, en lugar de ver que estoy aquí como la vida, pero me he permitido y aceptado separarme de mí por medio de relaciones mentales, ahora, me comprometo a mi misma a tomar responsabilidad por cada relación que he creado y a ver cada punto que he aceptado para caminarlo en honestidad conmigo misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis