lunes, 27 de agosto de 2012

Día 44. Poniendo la confianza por fuera de mí con consecuencias funestas



Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma resistirme a aplicarme en mi proceso, resistirme a escribir, hacer perdón a mi misma y corrección, debido a la participación en los pensamientos, en la imaginación y en el Chat mental, donde me desconcentro y no me permito establecer un acuerdo conmigo misma en lo físico.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma temer mirar a los puntos para aclararlos en mí, entenderlos y ser una e igual a los puntos de mi mente, para poder cambiar, sino seguir rehusándome a moverme como lo mejor para todos, por esperar una experiencia energética que me mueva.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma no confiar en mí misma como en la constancia, en mi proceso, por permitirme que haya “eventos” que me desconcentren y que interrumpan mi proceso, no viendo que para que sea eficaz debe ser constante.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma vivir mi proceso como algo proyectado al futuro, donde algún día seré una e igual a la vida, no viendo la enorme responsabilidad que tengo conmigo como vida de nacer aquí en lo físico, donde tengo todo lo necesario para apoyarme, tengo las herramientas y puedo hacerlo, las excusas y justificaciones que surjan, provienen de mi mente que quiere sobrevivir, y he sido yo quien en principio he creado deliberadamente mi programación de autodestrucción y el mundo tal y como está, por lo que también deliberadamente debo moverme para ser el cambio, físico y real, para detener la destrucción y en cambio, para construir, lo mejor para todos, por medio de apoyarme en cada respiro donde construya, en lugar de destruir.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma no  haberme dado cuenta de que he dado la confianza a mi mente en el punto de dirección, con lo que confío en mi como mente en que destruiré todo lo que haya a mi paso, para sobrevivir, en lugar de confiar en mí misma y ser la confianza donde cambie el rumbo que he dado a la confianza, para vivirla como yo misma para lo que sea lo mejor para todos.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma que existan puntos que desencadenen reacciones, como el hecho de pensar que la mente de los demás va a tomar control sobre ellos y así permitirme reaccionar con enojo hacia los demás, por haberme separado de la confianza y hacer que la confianza sea de mi mente donde confío en que los demás también van a destruir todo, y yo igual.

Cuando y como me vea a mi misma reaccionando ante el pensamiento de que los demás van a participar en la mente, y viendo eso como un punto que desencadena miedo en mí de perder esa “reacción energética” que surge a ver que los demás puedan participar en la mente también, paro y respiro. Me doy cuenta de que al querer yo participar en las reacciones que surjan, estoy participando en el miedo a perder mi mente. En cambio, respiro, y me manteno aquí.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma querer poner a los demás por debajo de mí al tener reacciones de que no están moviéndose por un cambio, y así en mi mente crear imaginación, pensamientos y Chat mental acerca de que las personas no se paran por la vida, sin ver que soy yo quien estoy teniendo ese Chat mental dentro de mí, y comprometiéndome a mí, y no permitiendo a los demás caminar su proceso, por no confiar en mí y así desconfiar de los demás.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma confiar en el Chat mental, en la imaginación y en los pensamientos, en lugar de confiar en lo físico.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma desconfiar de mí por haber participar en los pensamientos, en la imaginación y en el Chat mental, y poner mi confianza en mi muerte, forzándome así a tener pensamientos de que vo ya morir pronto y de que me joderé físicamente pronto, por no querer pararme como la confianza, por vivir en la culpa de no haberme detenido en los momentos en que pensaba.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma separarme de la confianza como yo misma, al ponerla en cosas por fuera de mí, y estar esperando que me den lo que quiero, y si no es así, me siento traicionada y con la confianza por el suelo, sin ver que creé esto así por no ver que puedo ser la confianza yo misma.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi mism confiar en la energía/experiencias, en lugar de confiar en mí misma, en lo físico, la realidad que veo y con la que interactúo.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma tomar decisiones basadas en lo que veo e interpreto a través de la mente, como emociones y sentimientos, en lugar de ver la realidad práctica.


Me comprometo a mi misma a vivir la confianza como yo misma, entendiendo que me he separado de la confianza al creer que está en los demás, como en sus acciones, palabras, y así ver que se derrumba y que es inestable, creyendo que la confianza es una polaridad, con la desconfianza, no viendo que eso no se para por la vida eternamente.

Me comprometo a mi misma a vivir la confianza como yo misma, y no ponerla en el Chat mental, pensamientos o imaginación.

Me comprometo a mi misma a dirigir mi mente, confiando en mi misma en cada respiro, entendiendo mi mente y formando un acuerdo conmigo misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis