martes, 5 de junio de 2012

Día 27. Paré la adicción a las drogas... ¿y a la mente?



Cuando empecé con desteni me di cuenta de cómo la mente está acabando con lo físico, y entre lo que sugerían parar para apoyarnos, era parar el consumo de alcohol y drogas.

No dudé en dejar de beber y fumar, zas! de inmediato.

No importa que hubiera pasado tantos años bebiendo alcohol y fumando cigarrillo y a veces marihuana. Otras pocas veces consumí MDMA, cocaína, una vez un ácido, y una vez probé el opio.

Sin embargo cuando veía a la gente haciéndolo, tenía reacciones y les decía que pararan, pero no lo hacían y me ponía muy nerviosa, cada vez más. Cuando empecé con pareja, al verlo también a él, mi reacción salía más a flote, es decir, era o el alcohol y drogas o estar conmigo. Me ponía muy enojada.

Esta reacción tan grande hacia el alcohol y las drogas en ver que los demás lo hacían, duró bastante tiempo y veo una polaridad aquí.
Por un lado, detestando ver cómo “se hacen daño” y hacen daño al planeta.
Por el otro, por un tiempo seguí saliendo con ellos aunque yo ya no lo hacía, sentía hipocresía por mi parte por estar ahí presente con ellos, sintiendo que así los apoyaba, sintiendo que yo podría hacer más para que se dieran cuenta de lo terrible que se hacían. Pero ninguno que yo sepa dejó de hacerlo. Así que en las fiestas y salidas cada vez que veía trago de por medio lo que quería era irme, porque no estaba cómoda, veía como la gente cambiaba su actitud, su personalidad, pensaba que ya no podía hablar con ellos, creé separación con ellos.
La otra polaridad es que cuando les veía así, a veces en el Chat mental tenía pensamientos de: ok cool se están haciendo daño.

Es decir, por un lado queriendo ayudarles a salir de ahí, pero por el otro queriendo que se mantuvieran ahí, para ponerme en un podium de superioridad.

Lo que no estaba teniendo en cuenta a parte de todo esto es que con estas reacciones me mostraba así mismo que estaba yo participando en la adicción a la mente, a las reacciones, aceptando las reacciones y miedos sin revisarlos.


Auto perdón:

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido a mi misma haber reaccionado con miedo cuando empecé a ver desteni al entender lo que la mente le hace a lo físico, y haberlo interpretado como que la mente es algo que temer, sin darme cuenta de que yo he aceptado y permitido convertirme en la mente, y que la mente como yo, es lo que controla lo físico y no permite que nazca la vida, por tanto soy yo quien tengo que parar mi propia mente y dirigirla para lo mejor para mí como para la vida.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido temer la mente, las reacciones, los pensamientos, los sentimientos, las percepciones, las ideas, las creencias, etc, por temer mi propia creación, y por creer que es superior a mi y que tiene control sobre mí y que la única manera de vivir con ello es teniendo miedo de la mente, sin ver que así me estoy posicionando como inferior a la mente y al sistema y no me estoy permitiendo ecualizarme a todo cuanto existe.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido a mi misma haberme creído superior y mejor que los demás por haber detenido el consumo de drogas y alcohol y ver que los demás no lo hacían, sin ver que estaba participando en la polaridad y esclavizándome a querer sentirme superior, sin ver que haber detenido el consumo de drogas y alcohol era apoyo para mostrarme a mí misma que puedo detener todo tipo de adicción, incluso la adicción a la superioridad e inferioridad.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido a mi misma haber reaccionado al ver a personas alrededor mío consumiendo drogas y alcohol, por estar temiendo lo que se estuvieran haciendo a ellos mismos, sin ver que yo al reaccionar estaba participando en la mente y haciéndome a mi misma el daño que veía que los demás se hacían, reflejándolo. Así, creando el miedo al daño.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido tener miedo del daño, de los daños, de las heridas, en vez de curarme y ver los daños que he creado en mí y en el mundo para ver quién soy y vivir mi auto perdón corrigiéndome dentro y fuera.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido a mi misma haber reaccionado ante quienes no detuvieron el alcohol y drogas como yo a pesar de yo querer ser un ejemplo y mostrar que se puede detener la adicción a sustancias, por no ver que estoy caminando mi propio proceso individual y así ser un ejemplo de vida significa vivir como constancia, auto responsabilidad, auto confianza, y tengo que caminar el proceso respiro a respiro, para así poder ayudar realmente y ser un ejemplo de vida de verdad.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido a mi misma sentir miedo al ver a la gente hacerse daño, por miedo de mis reacciones y por miedo a ver el daño que yo misma me pueda estar haciendo.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido a mi misma querer sentirme como la salvadora de los demás a pesar de ver y saber que nadie puede salvar a nadie.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido a mi misma participar en ansiedad, nervios y miedos al ver a la gente consumir drogas y alcohol y generar basura, solo para suprimir y darse una experiencia mental, sin ver que yo también participé en esto, y ver y revisar por qué lo hice, y ver de qué manera sigo generando basura en el mundo y en mí solo para crearme una experiencia mental y para suprimirme.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido a mi misma haber bebido alcohol y consumido drogas por creer que eso era lo que los jóvenes hacían, por ver a todos a mi alrededor haciéndolo y ver que se aceptaba como algo normal y que los adultos también lo hacían y aceptaban incluso promoviendo el consumo, y en la televisión, radio, cine y todo tipo de medios ver que se aceptaba y promovía, sin detenerme y ver por qué se acepta y ve como normal el consumo de alcohol y drogas, que crea y genera experiencias mentales, alucinaciones, ilusiones, adicciones, dependencia, inestabilidad, reacciones, etc, y ver en sentido común que esto no es lo mejor para la vida ni para mí.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido a mi misma haber tomado como ejemplo lo que veía que se hacía en el mundo tal como consumir drogas y alcohol y haberlo querido vivir yo misma, por creer que es lo que se tiene que hacer, sin ver la realidad ante mis ojos de así no me estaba apoyando ni parándome por la vida.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido a mi misma haber reaccionado y reaccionar con enojo al ver a la gente consumiendo drogas y alcohol, por enojarme conmigo misma por lo que me he hecho, en vez de detener la reacción del enojo y de detener todo lo que me hago como daños físicos.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido a mi misma creer que no puedo estar con o alrededor de la gente que consume drogas y alcohol por creer que estoy apoyando sus adicciones, en vez de caminar el proceso en el mundo con la gente de respiro a respiro ecualizarme a mi mente y ser honesta conmigo misma.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido a mi misma juzgarme al ver cómo cambio de personalidades de un momento a otro y juzgarme al ver cómo cambio de actitud de un momento a otro, y reflejar este juicio hacia los demás, hacia quienes consumen drogas y alcohol, no tomando responsabilidad por mí misma, por cada personalidad que he creado y por las actitudes que tengo, por no querer tomar responsabilidad y creer que tengo que juzgar a los demás y no verme a mí misma, por haber aprendido a hacer esto desde siempre, que he aceptado la fricción y separación de mí y de todo cuanto existe, en vez de pararme por la vida y detener los juicios para tomar auto responsabilidad.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido a mi misma querer que la gente se mantenga adicta a las drogas y alcohol, para yo sentirme superior y por creer que así también es justo que yo no tome responsabilidad por mí misma, ya que nadie más lo hace, sin ver que así estoy denegándome el acceso a la vida y prolongando el proceso.

Me comprometo a mi misma a detener los juicios hacia los demás y hacia mí, auto responsabilizandome por lo que he creado, por medio del proceso de escribir, respirar y caminar en auto honestidad.

Me comprometo a mi misma a detener la adicción a la mente.

Me comprometo a mi misma a detener el miedo a la mente y a ecualizarme a la mente.

Me comprometo a mi misma a detener la polaridad de superioridad e inferioridad.

Me comprometo a mi misma a exponer el abuso a la vida por medio de drogas y alcohol.

Me comprometo a mi misma a detener todo tipo de daño a la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis