sábado, 12 de mayo de 2012

Día 19. Miedos y terrores que paralizan

Desde que ví de pequeña la película  “el aro”, the ring, la de estados unidos, y la japonesa, tengo a veces la sensación de que tengo la niña del aro cerca de mí, o que se me va a aparecer y me va a asustar, como hacía siempre en la película.
Al haber visto esta película, me asusté tanto, que no podía dormir tranquila, cuando veía la televisión y estaba apagada, me asustaba extremadamente, pensaba realmente que la niña saldría por ahí. Este miedo ha sido tan resistente a los años q incluso ahora teniendo 23 años sigo con ese miedo. No es siempre desde luego. Pero volvió a “salir” ahora que estoy pintando un cuadro de una niña con rasgos asiáticos, y tiene el reflejo en la mesa, y le pinté los ojos al revés porq aún no lo he terminado, y me ha venido de nuevo ese miedo a la mente.
Es cuando estoy en la oscuridad en mi casa, sola, o incluso en una habitación sola.
De pensar q alguien va a venir de repente a darme un susto despiadado.
Ahora mismo mientras escribo de esto, estoy sola en mi casa, además sin música ni nada, y es auto sabotaje, porque pienso que lo peor que podría pasar es que mi mente manifieste el miedo. Que lo he pensado, como: qué pasaría si mi mente de repente saca ese miedo y me asusta de un brinco con una imagen o una idea o una visión inesperada, inventada.
Porque es la sensación que me da que me va a pasar, la energía llega a tal fricción que siento que fuera a pasarme y me asusto sin que pase nada.
Lo que pensé ahora fue que podría una niña de mi imaginación tocarme el hombro fuerte y mirarme y gritarme o asustarme.

También he llegado a pensar que me podría volver esquizofrénica por este miedo.

Este miedo es abuso.
Es abuso, es irreal, es ilusorio. Es auto sabotaje.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido ser sumisa a mi mente y mantenerme esclavizada a mi propia mente por miedo de tener visiones, por miedo de manifestar mis miedos, por creer que mi mente va a manifestar las imágenes que me dan miedo, y por creer que si me mantengo participando en la mente y suprimiendo el miedo y suprimiéndome como vida, voy a poder sobrevivir, sin ver que este miedo no es real, que la mente no es real y que soy la vida.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido tener miedo de imágenes que he visto en películas, sin ver que son irreales, maquilladas y montadas así para causar cierta experiencia en el espectador.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido ser esclava del miedo, por no querer pararme por la vida por creer que si lo hago, el miedo me va a detener y por creer que me llevaré un susto de muerte.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido tener miedo de asustarme, sobresaltarme e impresionarme de repente por miedo de morir por paralizarme, por asustarme excesivamente que causar un ataque al corazón, y por creer que mis músculos se contraerían hasta el punto de morir por no poder dirigir mi cuerpo por el susto incrustado en mi cuerpo, porque estoy creando experiencias imaginarias hipotéticas sin dirección ya que si estoy atenta respiro a respiro puedo tomar auto responsabilidad momento a momento, y estar aquí como una e igual a mi cuerpo y al momento.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido suprimir el miedo por no querer ver cómo me he creado y no querer verme como lo que he aceptado, y creer que suprimiendo el miedo, puedo seguir viviendo una vida normal, sin ver que todo lo que he creado está aquí para que yo tome auto responsabilidad caminando un proceso mediante el auto perdón y escribir, tomando punto por punto.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido haber creado el miedo a las películas de suspenso y de terror por no ver que son sólo películas, inventadas, y no son reales, y que la emoción del miedo la he creado por participar en pensamientos que básicamente son miedo a la muerte, y a pensar que algo o alguien me haría daño.


Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido ser adicta al miedo y a la emoción del miedo.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido no querer ver que el miedo existe en la mente solo, por el principal miedo de la mente de morir.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido creer que soy hipocondríaca, y que tengo un corazón que pude morir de un ataque, y creer que si algo me sobresalta, podría morir, sin ver que es un miedo de la mente donde me estoy limitando y poniéndome definiciones y creyendo pensamientos e ideas.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido tener miedo de la película: el aro, y auto manipularme para seguir existiendo en el miedo como una posesión instantánea de energía donde me vuelvo paranoica y temerosa, con imágenes de susto y con experiencias que he definido como negativas, al pensar en una imagen de una niña muerta saliendo de un televisor y de un bosque, para asustarme sin ver lo imposible que es eso y cómo me estoy permitiendo desconcentrarme de la realidad por querer mantenerme preocupada con energías mentales.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido tener miedo de la televisión apagada por creer que tiene vida propia sin ver que no es así.
Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido tener miedo de los muertos.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido tener miedo de la oscuridad.
Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido tener miedo del agua.
Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido tener miedo de los niños.
Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido tener miedo del silencio.
Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido tener miedo de la soledad.
Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido tener miedo de mi mente.
Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido tener miedo de la mente de los demás.
Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido tener miedo de mi imaginación.
Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido tener miedo de volverme esquizofrénica.
Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido tener miedo de la palabra esquizofrénica.
Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido crear una situación de paráisis del movimiento físico por aceptar la emoción del miedo. 

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido crearme dolores físicos por estar participando en el miedo, porque no me he dado cuenta de que el miedo es algo mental que no es real y que me desconcentra de la realdiad, de lo físico, de mi propio cuerpo, al ponerme en un estado de alerta y pánico, terror y susto, paranoia y defensa, victimización y pavor.
Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido tener miedo de que algo o alguien me toque de repente, me asuste o me quiera asustar, sin ver que son ideas e imaginaciones de la mente.
Me comprometo a mi misma a detener todo miedo mental, ya que no apoya la vida, y a exponer los miedos y caminar el proceso de desintoxicarme del miedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis