miércoles, 18 de abril de 2012

Día 4 - Trabajo

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido tener miedo de la palabra trabajo.
Me do y cuenta de que soy una e igual a la palabra trabajo.
Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido creer que si no consigo un trabajo que sea lo que yo considero bueno, es decir que me de bastante dinero, significará que no soy buena en lo que hago y que no merezco más, en vez de ver, darme cuenta y realizar que es este sistema que he aceptado y creado el que no permite que se valore la vida y que soy yo misma quien lo tengo que parar al pararme a mi como mi mente al tomar auto responsabilidad por darme cuenta de que puedo cambiar y no depender del dinero que obtenga para valorarme, sino que puedo cambiar el sistema donde todos los trabajos se valoren por igual.
Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido crear la desigualdad al creer que hay personas que merecen más dinero mientras que otras no, en vez de ver que con ese pensamiento estoy apoyando la mente y no a la vida.
Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido dar por sentada la vida.
Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido creer que por estudiar arte no voy a conseguir trabajo.
Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido haber creado la desigualdad en el mundo donde unos tienen trabajo y otros no lo pueden conseguir.
Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido tener miedo de trabajar porque se que tendré que hacerlo y tomar responsabilidad por mi misma.
Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido crear la desigualdad en los trabajos al poner por encima unos trabajos de otros, dependiendo de donde se nace y de qué se hace y cuánto dinero se tiene, en vez de ver, realizar y darme cuenta de que esto fue creado a partir de la polaridad energética en la que yo he participado y por tanto tengo que dejar de participar en ello.
Cuando y como me vea participando en el miedo al futuro de mi vida en el trabajo, paro, respiro y me doy cuenta de que el miedo no me apoya ni a nadie, y que es un miedo que proviene de la mente por tanto no es real.

Me comprometo conmigo misma a hacer posible que todos tengamos trabajo por igual al traer al mundo un dinero igualitario que apoye a todos por igual donde no haya polaridad energética ni falta en algunos y en otros excesos.

Me comprometo a mi misma a parar mi mente por el bien de  todos y así poder pararme por la vida y traer al mundo lo mejor para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis