domingo, 31 de enero de 2016

Día 102. Hace ruidos fuertes, estará enojado?

A veces cuando estoy por casa y mi padre está lavando platos pienso que lo hace con enojo, porque lava rápido y se generan unos ruidos fuertes, a veces muy fuertes, como bruscos, y pienso que es que mi padre está enojado y por eso hace esos ruidos al lavar los platos. Y le añado el pensamiento de un me está culpando por algo y quiere que yo noté que está enojado. Y surge en mi miedo y temblor interno cuando escucho los sonidos que hace con los platos.

A veces no son solo los platos sino también otros objetos que mueve y que suenan fuerte.


También me doy cuenta de que yo hago eso, y que lo estoy proyectando en pensar que mi padre hace eso, pero que yo he hecho eso varias veces y lo sigo haciendo y ahora veo que es que yo lo estoy permitiendo en mí y por eso siento que otros están haciendo eso mismo.


Y esto abre el punto de que tengo que tomar responsabilidad cuando tengo enojo, porque cuando surge la mayoría de las veces lo que hago es participar en ello, en lugar de parar, respirar y cambiar. Estabilizarme y observar lo que surge en mí como esa energía de enojo, qué pensamientos surgen, y en ello tomar dirección propia y no permitir que me dirija la mente.


Y que como no he sabido dirigirme a mí misma como una e igual al enojo, lo que he hecho ha sido crear inestabilidad en mi, en los demás y en mi entorno, al hacer sonidos duros y fuertes, al no parar, respirar y cambiar, al participar en el enojo en mi mente en secreto o al actuar desde el enojo permitiendo que exista como energía que me dirige.


Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma pensar que todos los sonidos que mi padre hace con los objetos es porque está enojado. 

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma tener paranoia de que mi papá hace sonidos con los objetos por ejemplo cuando lava la loza desde un punto d e partida de enojo y de culparme por algo.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma experimentar energía de miedo cuando mi padre está lavando los platos y la loza, porque hace sonidos fuertes cuando los mueve y pienso que está enojado y por eso hace esos ruidos fuertes, y en ello pensar que me está culpando por algo y por eso está enojado. Me doy cuenta de que es paranoia de la culpa, donde no veo la realidad que es que estoy interpretando los sonidos así, pero veo lo que interpretó creyéndolo como real.

Cuando y como me vea a mí misma interpretando los sonidos que otros hacen cuando lavan loza o cuando mueven objetos, pensando que están enojados y por eso hacen ruidos duros, paro, respiro, y escucho los sonidos sin definirlos e interpretarlos con la mente.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma reflejar en mi padre lo que yo misma hago, pensar que él quiere que yo note su enojo por los sonidos que hace cuando lava la loza que son fuertes y duros. Me doy cuenta de que yo he hecho eso que reflejo en él en esos momentos, y que lo sigo haciendo, cuando muevo cosas duro queriendo que otros noten que yo estoy enojada.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma mover cosas de forma brusca, duro, con fuerza, sin consideración por el objeto o por el sonido que pueda generar, sin tomar responsabilidad por ello, y hacerlo queriendo que otros que están a mi alrededor noten y se den cuenta de que estoy enojada y brava. Me doy cuenta de que hago eso por no haberme dirigido a mí misma en los momentos en que estoy enojada y brava y siento esa energía y en vez de hablarlo en estabilidad y revisarlo y ver las soluciones y tomar las decisiones necesarias para cambiar aquello por lo que estoy enojada, lo que hago es sonidos duros, para generar miedo e inestabilidad en mi, en otros, en mi entorno.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma culpar a mi padre cuando lava platos y hace sonidos fuertes y duros, por pensar que esta haciéndolo así porque está queriendo mostrar su enojo y generar inestabilidad en el entorno. Me doy cuenta de que yo lo he estado haciendo así tal como lo proyecto en el, y que es mi oportunidad de abrir este punto y ver quién soy en él para cambiar.

lunes, 18 de enero de 2016

Día 101. Miedo de hacer cosas. Personaje procrastinador.

Aquí voy a caminar el proceso de ‘Hacer’. 

¿Qué está frenando el que yo complete mis proyectos? que no me centro en lo que tengo que hacer. Y qué impide que lo centre? yo misma.

Tengo dos quizzes el jueves y una entrega, y empiezo a sentir nervios y angustia, aunque aún tengo 3 días, siento que el tiempo acelera, que no consigo ponerme en marcha. Tengo los recuerdos de otras veces en que he tenido entregas y he dejado todo para el final, y volvía a hacerlo en entregas siguientes aún sabiendo qué pasaba: angustia, estrés, cansancio - pero volvía a dejarlo para el final.

Es una personalidad, porque se activan en mí una serie de reacciones como el miedo, una de ellas. Miedo en varias facetas: a entregar el trabajo mal, a que no sea lo que se espera de mí, a que no alcance, a estrenarme, a que algo salga mal, a sacar malas notas. 

Cuando todo tiene una sencilla solución, sencilla y a la vez para esta personalidad de ‘postergación’ es lo más complicado, que es: ponerme a hacer las cosas.

Ok, todo surge cuando tengo que hacer algo, preparo todo a veces o a veces no. Pero, empiezo a ver otras cosas en el internet, y llega la noche y no he hecho o completado mi trabajo, y muchas veces ha sido el día final para conseguir completarlo que me pongo a ello y lo completo, con una carga ya de estrés y cansancio que es un abuso para mi misma y una desconsideración de mi cuerpo físico.

Lo que siento es una resistencia a hacer las cosas, porque no son fáciles de hacer, porque no todo está a la mano y me toca movilizarme, investigar, prueba y error, y muchas veces no sale como yo quiero pero a partir de ahí noto que aprendo para seguir haciendo y que salga cada vez mejor sin menos pruebas y errores sino definitivos.

Es lo mismo que con escribir: es hacerlo, es sentarme y teclear, me ayuda a centrarme y veo unas ganas muy grandes en mi imaginación de caminar día a día mi blog, como si de alguna manera en esa imaginación me separara del momento presente, porque me lleva a un lugar futuro donde no estoy aquí y ahora escribiendo sino que imagino como si hiciera esto que estoy haciendo todos los días y de la misma manera, y eso me separa de la realidad, ya que veo un sentimiento positivo hacia esa imaginación y siento que quiero escribir todos los días, pero lo que no estoy teniendo en cuenta al participar en esa imaginación y energía es que es con eso que no he tenido constancia, porque de alguna manera en mi mente ya está hecho, generada esa energía, y esa imaginación, entonces, por un lado veo que estoy queriendo generar energía positiva al escribir a diario, lo cual es deshonesto conmigo misma porque en mi imaginación está esa idea de que escribo a diario ligado a una energía positiva, por lo que su contrario es que cuando no escribo a diario hay una energía negativa. 


También veo como me separa de la realidad porque de alguna manera pienso como que no tocará moverse y hacer las cosas, que bastará con que existan en la imaginación.

Otro punto es que he hecho esto de postergar porque temo empezar, y cuando empiezo me desconcentro con otras cosas fácilmente.

Bueno, con todo esto, mañana continuaré con el perdón a mí misma, pero empiezo por algunas cosas que vi aquí:

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma tener miedo de entregar un trabajo mal hecho.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma no darme el tiempo necesario para centrarme en mis trabajos y disfrutar el proceso de hacerlos como una e igual al tiempo, porque me desconcentro cuando empiezo, y también porque en lugar de hacer las cosas me pongo a hacer otras cosas y postergo lo importante.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma no darme la oportunidad de caminar y moverme como una e igual al tiempo que tengo, para hacer trabajos, proyectos, cosas, porque postergo debido a miedos de empezar.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma tener miedo de hacer cosas como trabajos, proyectos, tareas, desarrollar ideas, por pensar que no voy a hacerlo bien. Veo, entiendo y me doy cuenta de que es haciendo las cosas como por medio de la prueba y error voy sacando los mejores resultados, y que requiero ponerme a hacer las cosas y centrarme y concentrarme en lo que haga para tener resultados.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma no querer ver cómo estoy postergando y sacándole el cuerpo a mis trabajos, proyectos, ideas, por en cambio haber aceptado miedo de que lo que haga no me guste o no me salga bien, o no le guste a los demás.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma tener miedo de que otros esperen cosas de mi, por temer defraudarlos, en vez de ver que estoy proyectando ese miedo en otros y que yo soy quien pienso eso de mí y temo eso, por eso no me doy si quiera la oportunidad de empezar.

Me comprometo a mí misma a darme la oportunidad de empezar con mis trabajos, proyectos, tareas, ideas, porque así es como obtengo resultados, por medio de empezar, hacer, centrarme en lo que hago y dirigirme en ello en el tiempo que tengo.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma temer que las cosas no sean fáciles de hacer, o que empiece a hacer cosas que tengo que hacer y vea que necesito más materiales o información, y haber creado resistencia a moverme cuando veo que las cosas no son inmediatas.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma haber creado resistencia a hacer las cosas que "tengo que hacer", debido a que he ligado carga negativa a "tener que hacer algo", porque veo que requiere esfuerzo, movimiento, investigación, tiempo, y veo que sobretodo he tenido esas responsabilidades para entregar cosas en colegio, universidad, y que las recompensas no son lo que quisiera es decir son notas y es pasar materias, pero en ello no estoy viendo que la recompensa es muy grande si yo me permito hacer lo que tengo que hacer siendo la directora de mi vida, porque aprendo cosas, mejoro quién soy y lo que hago y con ese punto de partida de unidad e igualdad con el sistema de educación que hay ahora de dar entregas y recibir notas me muevo como una e igual al sistema y me apoyo en esta vida para conseguir lo mejor para mí.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma creer que con imaginar las cosas, así ya tengo casi todo hecho, sin ver que estoy dejando de lado el de hecho hacer las cosas.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma haber creado energía positiva cuando imagino que hago algo con constancia y perseverancia, como escribir por ejemplo o dibujar o aprender idiomas o instrumentos, o hacer ejercicio, sin ver que así me estoy separando de la realidad porque esa energía positiva solo existe en mi mente y no es real, y por tanto veo que he creado resistencia a de hecho hacer las cosas porque temo no tener esa energía positiva que imagino que tendría si fuera perseverante y constante.

domingo, 17 de enero de 2016

Día 100. Cuerpo como uno e igual

Me ha costado llegar a este día. No he tenido la suficiente perseverancia para caminar mi blog día a día.Pero quiero hacerlo, quiero escribir todos los días!!

Algo que veo que se me ha complicado ha sido una continuidad en caminar un punto. Como he visto tantas cosas abrirse, sobretodo al principio, escribía de muchas cosas a la vez, y así no veía que llegara a aclarar las cosas para mí.

Sin embargo, a medida que he caminado este proceso escribiendo, compartiendo, hablando, veo que he conseguido mejorar un poquito en por ejemplo eso de escribir sobre algo en específico hasta tener claro cómo solucionarlo, y qué estoy permitiendo que exista al vivir de cierta manera.

Que me está limitando para completar mis trabajos, tareas, proyectos? Una de esas cosas es la petrificación, me veo con miedo de moverme, de andar hacia adelante, de continuar. Me veo quieta pero inestable, porque es como si me parara en arenas movedizas donde lo que se mueve bajo mis pies es el tiempo y yo estoy en un estado de no poder movilizarme.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma inmovilizarme y no completar mis trabajos, tareas, proyectos, deberes, por sentirme estancada y sentir que tengo mucho que hacer y podría empezar por cualquier cosa, pero sentirme físicamente estancada porque siento que mi cuerpo no sabe moverse, sin ver que no estoy moviéndome como una e igual a mi cuerpo.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma participar en felicidad energética de estar sola en casa porque tengo tiempo para hacer mis cosas, y en ello, quedarme petrificada de miedo de estar esperando el momento en que ya no estaré sola, y estar preparada por si llega alguien en cualquier momento y creer que tengo que mostrarme como una persona organizada, quieta, es decir, que si llega alguien no note que yo haya bailado o sudado o hecho ejercicio, o hecho perdón a mí misma en voz alta, o que haya estado oyendo música, o pintando, o dibujando, o moviendo las cosas de un sitio a otro. Sin ver que ahí me estoy produciendo un estado físico de estrés por pensar que tengo que mostrarme de determinada manera ante los demás, como alguien muy tranquilo, juzgando mi cuerpo y el sudor, juzgando mis movimientos físicos y juzgando como uso las cosas del entorno, ya que veo que me he separado de lo físico y que tengo paranoia de que otros vean que me muevo y hago cosas físicas con mi cuerpo.

Me comprometo a mí misma a moverme en lo físico con todo lo que quiera y tenga que hacer que sea lo mejor para mí y para el mundo, como por ejemplo si quiero bailar, me muevo para bailar, así esté sola, acompañada, o sola pero que sepa que alguien va a llegar. Como cuando quiera o tenga que tocar guitarra, pintar, dibujar, cantar, perdonarme a mí misma, escribir, mover los objetos de un lado para otro, expresarme en lo físico y con los objetos del entorno, lo hago apoyándome del respiro para trascender la resistencia y el miedo y la paranoia de hacer cosas con mi cuerpo.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma tener miedo de mover mi cuerpo en mi entorno y cerca a personas por temer que mi cuerpo y los olores y sonidos que hago generen en los demás reacciones mentales, como emociones, sentimientos, deseos, miedos, pensamientos, ideas, etc.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma participar en miedo de que otros piensen que soy bonita físicamente, por temer gustarles, sobretodo a personas como familiares o personas mayores, creyendo que debo mostrarme poco atractiva para evitar que otros sientan deseos. Me doy cuenta de que soy yo creando ese miedo por haber permitido esos pensamientos dentro de mí cuando miro imágenes ya sea mi imagen o imágenes de otros, con lo que:

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma tener pensamientos de deseo hacia imágenes de otros y hacia mi imagen.

Así mismo, me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma querer esconder mi cuerpo de los demás para no generar reacciones en los demás, sin ver que soy yo quien generó esas reacciones en mí y quien temo ver esas reacciones, lo cual veo que estoy proyectando en otros para no tener que encarar mi responsabilidad para yo misma ver las reacciones que tengo yo, hacia mi cuerpo, hacia mi imagen, hacia mi movimiento, hacia mi.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma tener reacciones hacia mi cuerpo cuando: suda, cuando tengo líquidos saliendo por mi nariz, orejas, poros, cuando mi cuerpo huele, cuando mi cuerpo hace sonidos, cuando mi cuerpo se ve de ciertas maneras ante el espejo, y me doy cuenta de que no me he perdonado a mí misma aún por eso y por las memorias que tengo de momentos en que he juzgado a mi cuerpo, y que he proyectado en otros esas reacciones que he tenido.


Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma juzgar y culpar a personas que me rodean por como yo tengo reacciones hacia mí misma, hacia mi cuerpo, y pensar que ellos son quienes tienen esas reacciones acerca de mi, en lugar de en honestidad conmigo misma ver que yo he creado esas reacciones acerca de mí y hacia mi cuerpo y hacia quién soy, y por tanto,

Me comprometo a mí misma a tomar responsabilidad por las reacciones que tengo hacia mí misma y hacia mi cuerpo en lugar de proyectar esas reacciones en los que me rodean.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma juzgar mi cuerpo cuando genera fluidos, olores y sonidos, por tener reacciones de miedo a que dirán los demás de mí, y por haber permitido el pensamiento de "qué asco" ante esos fluidos, olores y sonidos de mi cuerpo.

Me comprometo a mí misma a agradecer a mi cuerpo como uno e igual a mí que estoy aquí y tengo esta vida para corregirme a mí misma y tomar responsabilidad.

lunes, 21 de diciembre de 2015

Día 99. No tengo ganas de salir de mi casa


Un amigo que me dijo que saldríamos hoy y que quería verme, pero finalmente no me dijo nada más, y lo que me molesta es la actitud pues le pregunté que iba hacer y no me respondió nada. 

Y lo que siento es angustia en mi pecho en el centro y siento cosas negativas hacia mí como pensar que yo no soy tan bonita como para que me invite a salir mi amigo, y me refiero a físicamente, como si eso fuera lo que importa en una relación cualquier relación, y me molesta porque yo quería salir hoy que fue final de cuatrimestre, así fuera a dar una vuelta, pero entro en el problema ahora de que donde vivo no hay nada alrededor que sea agradable, no vivo en una zona amistosa, pues son puras oficinas lo que hay por aquí y restaurantes costosos, más arriba y hacia el norte vive mi abuela quien vive sola y pasa mucho tiempo sola y alrededor si hay parques, pero tampoco es buena idea ir de noche, pues no están bien iluminados y no es seguro, y además es una zona residencial y quiero decir dice me pasa por la cabeza ir a pasear a esos parques y menos de noche, de día si están bien para hacer ejercicio y fue algo que hice con mi pareja cuando vino de España, pero se fue veo oscuro todo esto pues me siento incapaz de salir de mi casa, no sólo porque vivo en una ciudad con un pésimo transporte público y con unos trancones espantosos si no también porque los planes que hay no son sino fiestas o salir a comer o ir a la casa de la gente, y eso es algo que sí me llama la atención, porque ir de fiesta primero no tengo con quien salir hoy, algo que tengo que revisar, pues sí quisiera salir de fiesta, pero tengo muchos peros entonces sigo revisando esto, que el mejor plan que veo es el de ir a la casa de la gente pues en una casa se pueden hacer más cosas que en la calle, como conocer a la persona que vive ahí y aprender cosas, hablar, y el otro plan de salir a restaurantes o cafés sitios a comer me gusta mucho pero no tengo dinero entonces no lo puedo hacer, y salir a hacer cosas por la ciudad sí me llama la atención como ir a un museo o a parques a montar en bicicleta a ir a conocer sitios y estar por ejemplo en plazas o parques y seguramente aquí en donde vivo hay lugares donde la gente se reúne para conocerse y yo hacer cosas. Pero vuelvo a lo mismo y es que para moverme e ir a otros lugares no es así de fácil porque el transporte es muy malo e ir en bicicleta es peligroso también.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mi misma sentirme emocional y triste por pensar que estoy encarcelada y veo que lo que me dan ganas de ponerme a hacer es estar escribiendo y caminando mi proceso con la palabra hablando y escribiendo y ahora lo estoy haciendo desde mi cama grabando y donde el audio automáticamente se pasa a escrito, con una lámpara y una luz en mi habitación que limpié hoy, y siento miedo de que llegue la persona con quien vivo que es mi padre porque siento que tendría que dar explicaciones de por qué estoy grabando mi mente, mis pensamientos todo lo que tengo dentro de mí como yo y tendría que dar explicaciones de por qué que me doy permisión y libertad de escucharme a mi misma y abrazarme y permitirme revisar mi propia mente ya que eso es "inconcebible y no es permitido”, he creído que parece algo indebido y algo que no se puede porque se supone que tenemos que ser esclavos, mantenernos como esclavos y no revisar nuestra propia mente ni nuestra vida ni el mundo ni cuestionar ni cambiar lo que existe porque todos lo hemos creado, aceptado y permitido, y porque querer cambiar las cosas y cambiarse a uno mismo es aparentemente inaceptable. Eso es a lo que le tengo miedo, a que no permitan cambiar.

Mientras escribo esto, estoy llorando, porque había generado energía positiva hacia el hecho de que probablemente saldría, queriendo salir e imaginando que quería salir porque es final de cuatrimestre, fue una semana pesada, pero hoy ni siquiera me lave el pelo, y no me arreglé para salir, y era también quería salir pero noto deshonestidad en eso porque digo que quería salir y no hice el esfuerzo por salir.

Pero ver que me quedó mal la persona que me dijo de salir, y ver que no tenía con quién más salir y que esa persona no solo no apareció sino que ni respondió ni nada de nada.

Pues eso mismo hizo esta semana, escribiré de ello en otro blog y cómo me influenció esto en quién soy.

Pues lo que me ocurrió fue que reaccioné así, llorando y poniéndome triste, y al día siguiente estaba reaccionando mucho ante todo como al hecho de salir con mi madre y que me vinieran recuerdos de cuando vivía con ella.

El caso es: Por qué me entristezco? Si igual en casa puedo hacer muchas cosas que si salgo no podría, y tengo tiempo para mí, así que quiero entender por qué me pongo triste, cuando eso no me ayuda sino todo lo contrario, es una excusa para no aprovechar mi tiempo cuando estoy sola.

He generado bastante energía negativa en relación a ver que no tengo relaciones de amistad estables en mi vida y cuando alguien me queda mal, reacciono mucho más, me siento maltratada. Pero de hecho me estoy maltratando yo misma porque todo el potencial que tengo y lo estoy desperdiciando por no hacer lo que podría hacer estando sola. 

Pero lo que noto es que me desestabiliza pensar que no tengo amigos, porque tengo muchas ideas de mí de que la gente no me quiere, de que no soy de su agrado. Y al ver facebook, por ejemplo, que es una red en la que se ve y refleja lo que la gente ve, lo que a la gente le importa, lo que la gente quiere mostrar de cómo quieren mostrarse o ser, en fin, y se ve quiénes son afines a quiénes, en los likes por ejemplo.

Entonces ver que la gente de mis círculos cercanos no me pone likes, y ver que muchos que no conozco físicamente pero he interactuado en algo con ellos por las redes, ellos sí ponen likes, pues me parece estupendo pero me pregunto qué está distanciando de mí a aquellos que tengo cerca o con quienes he interactuado más en contacto físico en algún momento de mi vida. 

Por eso veo la gran importancia de desarrollarme personalmente, yo como individuo, porque de esa forma me voya estabilizar, haciendo proyectos personales y desarrollándolos, y eventualmente iré participando con gente. Porque  ya me he venido dando cuenta de que lo que generan las emociones en mí es una quietud y falta de movimiento propio, esperando que la gente me abrace de alguna manera y me quedo así esperando porque nunca llegan por fuerza propia, y también he generado como estrés por sentir que tengo que hacer muchísmo esfuerzo proque se me acerque la gente, y siempre termino sintiendo que no les agrado, o no del todo, como que no me aceptaran del todo, es algo que siempre he sentido, y ahora que escribo de esto siento una descarga por lo menos de poder verlo fuera de mi sacándolo por escrito, aunque todavía no lo entienda del todo, por qué siento eso y por qué siento que es real, y lo vivo como real, y lo reflejo en lo que ocurre en facebook y en mis días en que no tengo en mis días actuales con quién salir o estar.

Seguiré escribiendo sobre esto para entenderlo y solucionarlo.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Día 98. Competencia y cómo me he impedido acercarme a las relaciones


Voy a hablar del sueño que tuve, en el sueño estaba con mi madre en un evento y allí veía a dos compañeras de un curso y las veía pasar cogidas del brazo, iban juntas y yo estaba con mi madre y ellas pasaban a mi lado pero no me saludaban y yo les miraba, ellas me miraba, y era OK, pero cuando pasaban y no nos saludábamos mutuamente era extraño, era como si estuviera OK pero luego me daba cuenta de que había sido extraño que no nos saludáramos, ya que hemos tenido un curso todas juntas y la gracia sería que todas juntas nos saludásemos y no, fue más bien algo como pasando las unas de las otras, entonces cuando o me fijo en eso es como algo que claramente se dio durante el curso y es que hubo un acercamiento entre todas pero no hubo una aproximación más de cercanía, más de quizás amistad o por decirlo de de algún otro modo de llegar a una amistad más profunda a una confianza y ya confiar las unas en las otras. Siento como si eso no se hubiera llegado a crear demasiado y en lo vi el sueño que sentía un poco de tristeza por no haber llegado a crear esa aproximación más cercana, esa intimidad, esa amistad y esa confianza con los demás, entonces lo que pasó después en el sueño fue que yo veía a dos compañeras del curso y estaban viendo un partido de fútbol en un lugar lleno de gente al aire libre, estaría día el fútbol muy emocionada y decía algo como: que se caiga, que se caiga. Refiriéndose a un futbolista, que ella quería que se cayera.

En el sueño después me encontraba a una amiga que tuve de pequeña y ella me reconocía y yo estaba alegre de verla y ya después se iba, pero también veía en mí cierta vergüenza y cierta temor de que ella metiera y que pensaste que yo no tenía amiga o futuro o algo así.

En este sueño lo que veo es que con respecto a imaginar que una chica quería que un jugador de cayese, pues es como que en mi hay un pensamiento de competencia con el que no me permito acercarme a los demás, porque es querer que caigan, que se caigan, que se aporreen cayéndose. En mi mente existe cierta idea de que competir es que gana el que no caiga y el que se quede de pie, y ganar es tratar de quedar de pie a Costa de que los otros caigan, por ejemplo gana el que no se caiga a medida que los otros se cayeron, como en una competencia donde no es con uno mismo sino con los demás como que los demás fueran enemigos de algún modo.

Entonces haber soñado que pasaban unas compañeras de un curso a mi lado y no nos saludábamos y ver que sentí que no llegamos a crear una cercanía y una buena relación, y que me habría gustado eso, pero que hubo algo que lo impidió, viendo dentro de mi, en el mismo sueño está la respuesta, y fue la competitividad que vivo en mis relaciones viendo a los demás como competencia que debe ser acabada y que deben caer y tropezarse para que yo esté bien y contenta, pues lo que hago es compararme con como están los demás para decidir dónde estoy yo.

La otra parte del sueño fue con una amiga de la infancia y pensé que tenía miedo de que ella me viera sin amigos y sin futuro. Porque yo me estoy viendo a mí misma así.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma pensar que competir es contra los otros que son enemigos de uno, y que para ganar los demás deben caer y uno debe mantenerse de pie y así es cómo va a ganar en este mundo y en esta vida, sin ver que esa manera de vivir la palabra competencia, es destructiva para mis relaciones pues en lugar de vivir como uno e igual a los demás donde todos nos estamos mejorando a nosotros mismos, es vivir las relaciones de forma dañina pues es tratar de quedarse de pie mientras los demás se caen y uno estar pensando que quiere que los demás se caigan, ya sea física o mentalmente.

Como quiero vivir yo la palabra amistad: quiero que haya apertura, que se hable de los temas abiertamente, que no haya una idolatracion secreta, y que haya competencia con uno mismo y no contra la otra persona. Que sea mejorar los individuos, las partes de la amistad, que sea vivir la palabra diversión,clan palabra alegría, la palabra cercanía, la palabra cuidado.

He vivido amistades ambiguas durante mi vida donde no he sido el principio rector de mis relaciones con la gente, de pequeña por ejemplo tenía una amiga a la que le cogí miedo y luego ella empezó a irse con otra gente. Me robaba mi comida, y me decía que me veía muy callada y tímida, y me acorde de esto ahora porque estoy empezando a revisar cosas sobre mí misma como que no me tome como personal lo que me digan los demás, aunque claro, es cuestionable como los otros le hablan a uno a veces, pero está en mi n o reaccionar sino escuchar.

Por ejemplo el otro día que mi madre me dijo que mis uñas están chuecas y que tengo cara de enojada y molesta, lo escuche como si me insultara y com o que no puedo contarle nada porque todo lo critica, y en fin todo lo proyecte hacia ella como que es algo que me he acostumbrado a hacer con mi mama, pensar que todo se lo toma a mal y no le cuento por tanto nada de nada.

Y que me dijera eso lo tome a mal por pensar que ella es quien ha creado que yo esté así, con cara de enojo y mal genio, y callada.

Si veo en las relaciones del pasado, por ejemplo con un compañero de clase, que me dijo en un viaje que yo estaba muy callada, que por qué estoy tan callada, que porque soy tan callada, me dijo, o me pregunto. Y supongo que de alguna manera he estado callada por culpar a los demás de algo, si veo en mi mente existe mucha culpa hacia cosas por fuera d e mi, si veo porque estaba callada con gente de mi clase cuando pequeña, sería porque sentía que no podía hablar con ellos de nada, o que n o había nada de qué hablar.

Y eso es lo mismo que me pasa hoy día con respecto a la pintura, esta falta de ponerme a ello. Lo mismo con el ejercicio, si no me pongo a ello, no va a surgir solo. Con la pintura es algo como que tampoco siento que vaya a salir d e mi de forma espontánea. Y con la guitarra tampoco. Es decir con nada, tampoco con escribir.

Y es como si sintiera lo siguiente: para que toco o practico la guitarra si no voy a conseguir traba de eso.
Para que pinto si es tan difícil vivir de eso.
Para que canto si no l o estoy haciendo en público y no soy famosa.
Para que escribo si no voy s saber de qué escribir.
Para que pinto si no voy a saber de qué pintar.
Para que hablo si no se de que

Y si veo todo está relacionado al tema del dinero porque es irme hacia lo que me de dinero y oportunidad de conseguir dinero, sin ver que lo que me va a dar oportunidad de conseguir dinero va a ser hacer las cosas como pintar, escribir, porque de esa manera me quito los virus de la mente. También, tocar guitarra porque es algo que me gusta y no todo tengo que hacerlo porque me vaya a dar dinero o trabajo.

Entonces he vivido el habla y el pintar y el escribir como un: pero si no se de que
Y lo que no he hecho, que es la solución, es hacer introspección y ponerme a ello y a medida que lo hago voy explorando lo que sale de mi.

lunes, 23 de noviembre de 2015

Día 97. Mi motivación para cuidar mi cuerpo surgió de un casting


Compré un producto que probablemente me sirva pero no lo voy a usar si no sólo una vez. Es para un casting donde voy a pasar en vestido de baño y si consigo ese trabajo ganaría más dinero que ahora necesito para mis gastos y le debo dinero a mi papá, y todo esto es porque mi papá que es quien antes me daba dinero, ahora ya no me está dando. Debería ponerme a buscar un trabajo de fin de semana, el mundo laboral actualmente, tal y como lo hemos diseñado apesta, no es un juicio si no es la realidad, y la realidad es que tal y como está el trabajo en el mundo ahora, apesta. Está fatal porque no nos consideramos Como seres vivos en una tierra para disfrutar sino que hacemos y hacemos cosas innecesarias, salimos a la calle vestidos elegantes para trabajar en empresas que requieren y hay todo tipo de fallos disponibles en la forma como funciona y se mueve el mundo.

Y es que todo se resume en que necesitamos dinero, tan sólo hoy que fui a comprar unas cremas que necesito, costaba todo
el dinero que tenía en la billetera, de hecho un poco más y tuve que pagar con tarjeta para complementar. Cuando me fui del lugar, pensé que sólo lo usaría una vez probablemente aunque quizás lo uses más, y me devolví para que me devolvieran el dinero, pero no hacen devolución de dinero sino que uno lo cambia por otros productos. Esto para mí fue duro escucharlo pues pensaba que si lo devolvía y me daban el dinero podría conseguir las otras cosas que me falta comprar. pero salí de allí como preocupada de hecho triste y me puse como a llorar pensando que ahora me toca pedirle dinero a mis padres para tener para transportarme, para comprar lo que necesito. Pero veo que no se necesitan esas cosas para vivir, no son esenciales, el maquillaje, cubrir mis granos de la piel no es necesario para vivir, pintarme los ojos y expoliarme la piel para ponerme auto pronuncia dolor no es imprescindible para vivir, todo es por el casting que tengo el jueves, y en honestidad conmigo misma me estoy preocupando demasiado, me he comparado con otras mujeres y y veo que si por ejemplo quisiera pasar ese casting, de todas formas estoy por el buen camino, empecé a comer bien apenas me dijeron que estaba pre-seleccionada, ahora estoy comiendo bastante bien, verduras, fruta, Quinoa, y así veo como mi cuerpo está más en forma, también volví a hacer ejercicio este fin de semana sudando y todo aunque fueron como 30 minutos. 

Pero, quiero decir es un buen impulso para mí no sólo para pasar un casting, ya que eso no puede volverse el objetivo primordial del cuidado personal sino que para mi misma estoy mucho más contenta cuidando mi cuerpo, no comiendo azúcar, haciendo ejercicio y comiendo bien. Entonces ese impulso debería estar en mí sin que provenga de que hay un casting del cual me llamaron, esa motivación personal de estar bien conmigo misma y cuidar mi cuerpo como uno es igual a mi misma, me pregunto, porque no proviene de mí naturalmente, por quien proviene de algo externo a mí, donde se me valorará por mi cuidado personal: cuerpo físico, cuidado de la piel, pelo, Y como he investigado sobre qué productos usados y como ir vestida y peinada,me encuentro con una cantidad innumerable de productos y objetos para realzar la imagen, de abajo para arriba, tacones, cremas depilatorias, maquinillas, millones de esmaltes, una cantidad de cremas bronce adoras, extensiones de pelo, y la cantidad de maquillaje que existe es una barbaridad, y a ello se tiene acceso si se tiene dinero, entonces hoy al quedarme sin dinero por comprar esa crema, me empezó un dolor de cabeza bastante fuerte pues por esa falta de dinero no se tiene acceso a buenos productos, pero se consiguen productos de maquillaje, extensiones, bronceadores, etc. que son baratos y desde luego no tienen los mismos ingredientes de alta calidad y pueden no ser tan buenos si uno los usa a largo plazo, los baratos, entonces personas con mucho dinero pueden comprar lo que se les antoje y de buenos productos mientras que los que no tienen dinero usan cosas malas o ni siquiera pueden usar nada, y esto es un punto de desigualdad creado por el sistema de ahora donde el dinero no se reparte por igual, si tuviéramos dinero por igual veríamos cómo dirigir lo mejor pues sería el dinero necesario para vivir y si quisiéramos más podríamos trabajar y ganar más dinero, y invertirlo en productos buenos, que realmente necesitemos, en lugar de como pasa ahora que el dinero está concentrado en unas pocas personas y el resto están trabajando en hacer productos de mala calidad para que los pueda comprar la gente que no tiene dinero, esto si creando más consecuencias como que por ejemplo si no son productos amigables con el medio ambiente van a contaminar, las fábricas donde se hacen están también contaminando, y como es un sistema que se alimenta de que la gente consuma y consuma, está continuamente creando productos y en una cadena donde no se valora lo importante que es la vida, que estamos vivos, si no que se valora cosas como por ejemplo encontrar un trabajo para poder vivir, se valora el dinero porque por el podemos vivir bien, aunque a veces ni siquiera vivir bien si no tan sólo sobrevivir. 

Por eso admiramos a los famosos y a los que tienen mucho dinero porque añoramos ser como ellos en el fondo, estamos están lavados del cerebro que nuestra meta en la vida es conseguir mucho dinero, no digo que esa sea la meta de todos, pero es obvio que si uno tiene dinero y no tiene preocupaciones por no tenerlo, va a conseguir una vida que le guste vivir. Donde pueda alimentarse bien, conseguir productos que realmente lo cuiden y le sirvan.

Entonces aquí veo que Como decía al principio he valorado más el dinero que mi cuerpo y mi vida, porque fue hasta que me ofrecieron un casting que me puse a cuidar mi cuerpo, dejar de comer definitivamente porquerías, hacer ejercicio, y es hasta este Block que he vuelto a escribir, aunque he estado bastante preocupada por este casting, no me he tomado 15 minutos siquiera para escribir y ver lo que estoy permitiendo por medio de motivarme a mí misma por algo externo, por qué no soy yo misma mi motivación y volver a la vida, porque me doy cuenta de que no estoy viviendo realmente, estoy viviendo a través de mi mente en separación de la realidad física, de mi propio cuerpo, veo juicios que tengo hacia el sistema y como dijo Bernard pullman una vez, si tienes juicios hacia el sistema estás jodido y te tiene atrapado, pues somos la imagen y semejanza de lo que hemos creado en este mundo que es un reflejo de nosotros, por eso se va a facilitar el proceso de retornar a la realidad física porque tenemos ante nosotros lo que hemos permitido que exista en nosotros como nosotros, podemos ver como no separamos de la vida, por aceptar que nos dirijan sistemas, ideas, creencias, ideales.


Y de momento tenemos que seguir participando en el sistema y jugar los juegos que tiene con las reglas que tiene, por eso me voy a maquillar, y hacer todo lo necesario para que me vaya bien en el casting, porque en realidad necesito dinero, igual que todo el mundo, y saco como conclusión que no estoy siendo honesta conmigo misma al motivarme con el sistema y las oportunidades que brinda, si lo que tengo que vivir constante e integra. Pues otro punto que veo es que si me hubiera estado cuidando desde antes, ya estaría preparada para el casting, pero cuando me dijeron que tenía un casting vi que estaba subida de peso con el estómago hinchado por comer muchas cosas que probablemente no benefician a mi cuerpo, También coincidió con que me queme los brazos por no cuidarme y no haberme puesto bloqueador solar, entonces todas esas cosas las podía haber prevenido para que como ahora que sale una oportunidad de trabajo, que requiere que tenga un cuerpo cuidado, estaría bien preparada.

martes, 3 de noviembre de 2015

Día 96. personas groseras conmigo - soy yo grosera conmigo?

Haciendo un trabajo con una compañera

Hay riñas entre las dos. Ella me trata de una forma que no me gusta, no me mira cuando le hablo, me lleva la contraria casi siempre, y me dijo cosas muy groseras y "personales" como metiéndose conmigo. Lo tomé a mal y no me gustó como se comportó conmigo, y empecé a pensar cosas de ella como echándole la culpa.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma culpar a las personas que siento que me están haciendo la vida complicada.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma no querer ver mi responsabilidad en la relación con los demás sino culparlos directamente por como es nuestra mutua relación; por ejemplo, en clase teniendo que hacer un trabajo con una compañera, ella estaba actuando y comportándose de formas que eran para mí muy groseras y maleducadas, porque estaba siendo seria cuando me hablaba y no me dirigía la palabra sino para "regañarme" por algo que yo había hecho en el trabajo mutuo para clase. Y cuando me hablaba la sentía distante de mí y que no me miraba. Y empecé a tener pensamientos de que ella estaba siendo grosera.

Así que le dije que me parecía que su comportamiento conmigo no era amable. Y cambió por un momento pero luego volvió a comportarse igual conmigo en la universidad.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma tener un comportamiento grosero conmigo misma cuando algo que hago no fue lo mejor que pude haber hecho.

Me doy cuenta de que he estado culpando a otra persona por sentir que ella es grosera conmigo, cuando de hecho no he revisado como es que yo soy grosera conmigo.
Y en los momentos que he sido grosera ha sido cuando he hecho algo que no fue lo mejor que pude haber hecho, y empiezo a juzgarme internamente e incluso si estoy sola, digo groserías o digo que soy tonta y boba, es decir soy grosera conmigo y me trato mal y me pongo emocional hacia mí.

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma participar en querer esconderme de una persona que ha sido conmigo grosera de algún modo donde por ejemplo no me ha mirado al hablar, o no se dirige hacia mí cuando le hablo o que no me habla. me doy cuenta de que cuando alguien tiene esa actitud hacia mí, yo me lo tomo personal sintiendo que es por algo que he hecho yo que ha causado esa reacción en la otra persona en que ya no  me quiere, sobretodo si es una persona con la que anteriormente me comunicaba bien y hablábamos y estábamos juntas y teníamos una comunicación y relación que consideré en algún momento de apoyo y buena. y cuando la otra persona cambia su actitud conmigo y empieza a comportarse de maneras que siento que son contrarias a lo que considero como bueno y afín y de apoyo, y se comporta ahora en cambio de forma grosera y no me mira y no me habla y no me responde las preguntas que le hago, entonces siento ganas de no ver a esa persona. Pero si la veo le pregunto que si algo le pasa, que me está tratando de x manera. y veo que eso es efectivo pero a medida que yo haya aclarado dentro de mí lo que siento. 


ShareThis